El problema con la música de Marvel, según este ensayo