Woody Allen frente a las cámaras una vez más