¿Qué ven los de allá en Luis Fortuño que nosotros no?