Android y iPhone ganan terreno en US mientras Blackberry sigue su caída.