iPhone X y la mejor pantalla en el mercado

iPhone X y la mejor pantalla en el mercado

CLARO ESCOGES Servicio Premium

Fabricada por Samsung, diseñada por Apple; así es la nueva pantalla OLED del iPhone X, y para DisplayMate, no hay duda, es la mejor pantalla en un smartphone hoy por hoy.

Los ya conocidos expertos de pantallas de DisplayMate, han tenido la oportunidad de probar con el nuevo teléfono de Apple y, en especial su nueva pantalla OLED. Los teléfonos de Apple siempre han contando con una pantalla LCD — destacable también, según la misma fuente — sin embargo, este año han dado un salto a la tecnología que Samsung ha puesto de moda, OLED.

CLARO ESCOGES Servicio Premium

Samsung lleva ya algunos años en el mercado con este tipo de paneles en sus teléfonos y se han destacado por ellos. Más aún, son el fabricante más grande de paneles OLED en el mundo, por lo  que la empresa de Cupertino acudió a ellos para poder tener suficiente producción.

iPhone X

Entrando de lleno en los detalles del exhaustivo análisis que DisplayMate realiza, la pantalla del iPhone X destaca por:

  • 0.9 JNCD: La mayor precisión de colores en una pantalla (visualmente indistinguible de la perfección).
  • La pantalla con menor variación en brillo según el ángulo de visión (22%).
  • Mayor puntuación de contraste en pantalla completa bajo luz ambiental (141 puntos).
  • Mayor brillo en pantalla completa en un smartphone (634 bits).
  • Mayor ratio de contraste.
  • Menor grado de reflejo en una pantalla (4.5%).

Como decía, Samsung siempre se ha destacado por las buenas pantallas OLED que colocan en sus smartphones de gama más alta. Tal es el caso del Galaxy Note8, el cual contaba con la mejor puntuación, hasta ahora. Para poner en contraste a estos dos, el iPhone X desbanca al Note8 en:

  • Menor variación en brillo según el ángulo de visión: iPhone X 22% / Note8: 29%.
  • Brillo a pantalla completa: iPhone X  634 nits / Note8: 423 nits.
  • Reflejo de pantalla: iPhone X  4.5% / Note8: 4.6%.

iPhone X

Otro detalle a destacar, y para quien escribe uno de los puntos más importantes al evaluar una pantalla, lo es la representación de colores con respecto a la realidad. Para DisplayMate, el X muestra los colores correctos de forma automática:

La precisión de color absoluta del iPhone X es sorprendente. Tiene una puntuación de 1.0 JNCD en la gama cromática sRGB / Red.709, usada en la mayoría de contenido para consumo y un 0.9 JNCD en la gama cromática ampliada DCI-P3, que se utiliza en televisores 4K UHD con Digital Cinema. Es la pantalla con los colores más precisos que jamás hemos analizado. Es visualmente indistinguible de la perfección y probablemente es mucho mejor que cualquier pantalla o monitor que tengas.

Fabricada por Samsung, mejorada por Apple

Llegados a este punto, muchos comenzarán a saltar y gritar que se trata de una blasfemia de los expertos de DisplayMate. ¿Cómo es posible que la pantalla sea mejorada por Apple si la fabricó Samsung? Es un punto válido pero tiene su explicación: Apple no entró a la fábrica y cogió los paneles “off the shelf” que encontró y los colocó en su iPhone X. Así no es como funcionan las cosas.

Desde luego, Samsung se lleva todo el crédito porque sus pantallas son excelentes, y así lo han demostrado en el pasado. No obstante, la empresa de la Manzana no se conformó con solo tener un buen componente, sino que lo adaptó a lo que ellos necesitaban y pedían. Samsung cumplió y con creces, según vemos en los resultados del análisis.

iPhone X

Esto mismo lo podemos ver en los procesadores de la serie A de Apple, esos que encontramos en los iPhone y iPad. Apple no los fabrica, pero sí los diseña a su medida. Con las pantallas OLED que Samsung ha fabricado, Apple ha cambiado varios puntos:

  • Calibración de cada pantalla individualmente.
  • Mejoras en los ángulos de visión.
  • Protección ante el “ghosting” o “quemaduras”.

Sobre este último punto, las pantallas OLED tienen sus ventajas de visión, pero no son perfectas y suelen verse problemas como el “ghosting”. Este problema lo podemos tan reciente como en los nuevo Pixel 2 de Google, los cuales cuentan con pantalla OLED pero fabricada por LG. Samsung cuenta con su propio método para evitar esto y Apple ha trabajado en ello para lograr que esto no ocurra.

Otro “problema” (nótese las comillas) lo es la saturación excesiva de colores que suelen mostrar estas pantallas. Samsung es conocido (también criticado y alabado, según el ojo del usuario) por ello. En el caso de los Pixel 2 vemos que estos son todo lo contrario, lavados y fríos. Por su parte, Apple, aun teniendo una pantalla fabricada por Samsung, ha logrado mejorar este punto con su opción True Tone, para mostrar unos colores “visualmente indistinguibles de la perfección”, según DisplayMate.

Será interesante si para el próximo año Apple escogerá a otro fabricante o si decidirán mantenerse con Samsung. Después de todo, el esfuerzo ha rendido sus frutos.

xaviimon

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta.