El Galaxy S II se corona como el mejor teléfono del MWC