¿Estarán Google y Apple ayudándose más que compitiendo?