Floja la aceptación del celular de Google