Los spammers tienen nuevo objetivo, Google Buzz.