Samsung Galaxy S3. ¿Será lo que todos esperan?