T-Mobile es la segunda compañía telefónica en cancelar las ventas del Galaxy Note 7