HTC One sorprende en los primeros benchmarks