Alemania y Francia: No usen más Internet Explorer.