Lamborghini Urus, un SUV de $200,000 y que casi se conduce solo

Lamborghini Urus, un SUV de $200,000 y que casi se conduce solo

Un Lambo 4×4. Dos palabras que rara vez vemos en una misma oración, mucho menos juntas. El fabricante italiano de autos exóticos ha hecho realidad su nuevo SUV, el Lamborghini Urus, un todoterreno que guarda ciertas líneas de modelos como el Gallardo o el Aventador y se suma a la tendencia de los autos autónomos con un nivel 2 de autonomía.

Hablamos de un Lamborghini con asientos en su parte de atrás — incluso hasta para ir cómodo — con un baúl o maletero bastante amplio, y hasta autónomo. Vaya, ¿quién lo diría? Lambo ha hecho antes SUVs y hasta tractores, pero nunca ha apostado fuerte a estos. Pero también hablamos del SUV más potente gracias a un motor V8 biturbo de 4.0 litros que produce unos 650 caballos de fuerza. La esencia de la marca se mantiene.

Gracias a este motor es capaz de alcanzar de 0-62 mph en tan solo 3.6 segundos. Su velocidad máxima es de 190 mph. Números de todo un deportivo, pero también cuenta con varias funciones y modos de manejo que lo convierten en un todoterreno. Tú sabes, por aquello de andar en lo mejor de dos mundos.

Lamborghini Urus
Lamborghini.
Lamborghini Urus
Lamborghini.

Pese a ser toda una máquina de aspecto intimidante, el Lamborghini Urus también cuenta con un nivel 2 de autonomía. ¡Herejía! ¡Brujería! ¡Blasfemia! No, afortunadamente, no se maneja solo. Recordemos que existen hasta 5 niveles de autonomía, por lo que el Urus está bastante abajo. En cambio, el conductor podrá ceder cierto control al sistema en velocidades reducidas o moderadas y tomará posesión del guía y el frenado.

Será un modelo de producción limitada de 3,500 modelos al año para mantener la exclusividad de la marca. Su precio, como ya había mencionado, comienza en los $200,000 e irá subiendo con los accesorios y configuraciones que se añadan.

Lamborghini Urus
Lamborghini.
Lamborghini Urus
Lamborghini.
Lamborghini Urus
Lamborghini.

xaviimon

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta.