Crítica de American Sniper: el orgullo de una nación

¡Chequea mis historias en Instagram, y si aún no lo has hecho, suscríbete a mi canal de YouTube!

Suscríbete a mi canal de YouTube

Chris Kyle, el fallecido Navy Seal en cuya vida se basa American Sniper, fue demandado por Jesse Ventura por haber dicho en su libro que le metió un puño. Ventura ganó la demanda y la casa publicadora tuvo que remover la historia de futuras ediciones. Además de eso, Kyle aseguraba haber matado dos hombres que trataron de asaltarlo, y también decía que después del paso del huracán Katrina, estuvo en New Orleans donde mató más de 40 saqueadores. Ambas cosas han sido demostradas falsas. Por otro lado, Kyle fue uno de las primeras voces que habló – y actuó– sobre la suma importancia de ayudar a veteranos que sufren del síndrome de stress post traumático.

En otras palabras, Chris Kyle fue un ser humano con luces y sombras, con ideales y actitudes que agradaban a unos y molestaban a otros. Lamentablemente, eso no se ve reflejado en American Sniper, un entretenido filme que rotundamente recae en la categoría de “propaganda”.

Crítica de American Sniper

Chris Kyle (Bradley Cooper) es un corredor de toros que decide enlistarse para defender a Estados Unidos de los ataques a embajadas en el medio oriente. Criado desde niño con la noción de que su deber es proteger a los demás, Kyle escoge los “Navy Seals” y se convierte en el francotirador más letal en la historia de Estados Unidos con 160 muertes confirmadas (Kyle aseguraba que habían sido sobre 250). Con todo y su esposa e hijos, Chris hace cuatro turnos en Irak y cuando regresa, tiene inmensos problemas para ajustarse a la vida civil.

¿Es American Sniper una buena película? Sí. Es entretenida (aunque un poco larga), las escenas de combate son emocionantes, la música, y la ambientación son absorbentes y la actuación de Bradley Cooper es la mejor que ha dado en su carrera. Aparte de las 40 libras de músculos que tuvo que aumentar, Cooper comienza el filme como un tipo afable que disfruta de montar toros salvajes, beber cerveza, compartir con sus amigos y su familia. A medida que su personaje va pasando de combate en combate, vemos como Cooper se va tensando; sus gestos físicos, la expresión de su cara, la desesperación muda en sus ojos aun cuando está haciendo algo tan hermoso como escuchar los latidos de su hijo sin nacer.

Seth Rogen mencionó en su cuenta de Twitter que American Sniper le recordaba a “Nation’s Pride”, la película falsa dentro de Inglorious Basterds, y por supuesto le cayeron chinches ya que para muchos, la comparación es injusta pues “Nation’s Pride” era un objeto de propaganda  que glorificaba a un francotirador que mató sobre 100 soldados defendiendo una ciudad que su propio país había invadido sin razones. Mientras que American Sniper es sobre…eeeeeehh…¡MIREN! ¡Bradley Cooper y Sienna Miller salen sin camisa en par de escenas!

Crítica de American Sniper

Mi gran problema con American Sniper no es solo que trata de relacionar los eventos de septiembre 11, 2001 con la invasión a Irak, o el obvio bebé de platico que Cooper abraza en una de las peores escenas que he visto, o como ignora los defectos de personalidad de Kyle, sino que lo verdaderamente interesante de la historia de Kyle es como logró superar el trauma de guerra y utilizar esas técnicas para ayudar a otros. Yo no tendré los mismos ideales que tenía Kyle pero respeto cualquier persona que ponga la acción donde ponga la palabra y cuando regresó a su país estuvo dispuesto a pelear contra su gobierno para defender a sus compañeros veteranos. Conozco suficientes veteranos para poder decir con seguridad que los servicios disponibles para ellos no son lo que merece una persona que lucha por defender su país. El filme ignora por completo esa segunda batalla que tantos soldados tienen con el sistema cuando regresan a casa heridos física o mentalmente, o ambos. Sin olvidarme que Sienna Miller, una excelente actriz, queda relegada a interpretar la esposa más irritante en escena desde Skyler White en Breaking Bad. Casi podía leer el subtítulo entre líneas de “¿esta tipa ridícula no entiende que su esposo tiene que estar en Irak matando malos?”

Vamos, yo no entré a ver American Sniper esperando que Clint Eastwood, el tipo que estuvo 15 minutos hablándole a una silla en la convención republicana, fuera a presentar las cosas de acuerdo a mis ideales pero, definitivamente esperaba mucho más del director que hizo The Bridges of Madison County, Mystic River, Million Dollar Baby, e Invictus, cuatro de mis películas favoritas de drama ever.

Crítica de American Sniper

¿Es la responsabilidad de un libretista/director dar una versión objetiva cuando hacen un filme biográfico? Después de todo, hasta Selma, la película sobre Martin Luther King, otra figura endiosada por la historia, y que muestra las constantes infidelidades matrimoniales, y sus técnicas no muy éticas de manipulación mediática, ha sido mercusada de hacer par de cambios a favor de King, Sin olvidar a Foxcatcher, o The Theory of Everything, que han cogido su agua de algunos de las personas en vida real que dramatizan.

Al fin y al cabo, la mayoría de la gente que vaya a ver American Sniper saldrá satisfecha de ver un filme que no reta la noción de blanco y negro; todo lo contrario: nosotros somos los buenos, ellos son los malos y ya. Kyle hizo su deber; salvó sus compañeros, y salvó su familia, y salvó su país. Todo lo demás, incluyendo el trauma mental de Kyle, fue daño colateral. America…fuck yeah.

[adrotate banner=”29″]

¡Chequea mis historias en Instagram, y si aún no lo has hecho, suscríbete a mi canal de YouTube!

Suscríbete a mi canal de YouTube
Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Crítica de Unicorn Store: Un buen comienzo