Quantcast
Crítica de Black Beauty: Los caballos también pueden ser aburridos | QiiBO

Crítica de Black Beauty: Los caballos también pueden ser aburridos

¿Con quién han hecho más películas? ¿Con perros o caballos? ¿Cuál son peores? ¿Las que te hacen llorar al final o las que te hacen reír con famosos comediantes dando voz a los animales? Hago todas esas preguntas porque contestarlas es más entretenido que Black Beauty la nueva adaptación fílmica de la novela de Anna Sewell estrenando en Disney Plus el 27 de noviembre 2020.

No pudo decir que Black Beauty es una mala película porque no lo es. Es simplemente “blah”. Desde el principio sabes como termina, y las aventuras de Bella apenas me hicieron levantar una ceja, con todo y teniendo la agradable voz de Kate Winslet.

Hay una alta posibilidad de que Black Beauty no me gustó porque no soy el demográfico al que se dirige. Después de todo a mi esposa le encantó pero, no quiero provocar controversia diciendo que es una película para…gente sensible. Dejémoslo así.

Nacida en libertad, Bella narra su vida desde que era una pequeña potra, robada por humanos, separada cruelmente de su madre y llevada por varios dueño intentando domarla. Es cuando llega al establo de John Manly (Ian Glenn) que encuentra el primer humano gentil. Poco después también llega Jo Green (Macknzie Foy), la sobrina adolescente de John, luego de haber perdido toda su familia en un terrible accidente. El trauma compartido consigue crear una unión espiritual entre ambas que las acompaña por toda su vida, o al menos la hora y media que dura este filme.

Luego que Jo consigue domar a Bella lo suficiente para que otros la puedan cabalgar, una serie de eventos las separan, con Bella cayendo en manos de otros dueños, algunos más agradables que otros. Jo hará todo lo posible para encontrar su Bella, quien no pierde esperanza de que algún día puedan reunirse.

Este es el tipo de contenido que cuando niño quizás me hubiera gustado más, pero de adulto solo me hizo mirar al techo para soñar que estaba viendo otra cosa, y aparte de divertirme viendo a Ian Glenn tratando de disimular su acento escoces, no tuvo mucho para mí. Como quiera, dale la oportunidad, especialmente si tienes niños pequeños en la casa que podrían divertirse viendo a Bella galopar o algo así.

More Stories
Crítica: La nostalgia patea más duro en la Tercera Temporada de Cobra Kai