Quantcast
Crítica de Enola Holmes: La Encantadora Aventura que Necesitamos | QiiBO

Crítica de Enola Holmes: La Encantadora Aventura que Necesitamos

Last updated:

Con el dominio de los superhéroes en la pantalla grande, el cine para menores ha quedado prácticamente abandonado, o relegado a televisión. O, como en este caso, para un servicio de transmisión digital. Pero al menos tendrá la oportunidad de que la vea más gente y la audiencia objetivo le coja el gusto.

Basada en las novelas escritas por Nancy Springer, Enola Holmes es una encantadora experiencia, divertida de principio a fin, perfecta para disfrutarse en familia, que adelanta la figura de Millie Bobby Brown como protagonista más allá del “Upside down”.

Brown interpreta la titular Enola Holmes, una adolescente criada solitariamente por su madre (la siempre excelente Helena Bonham Carter) quien le instruye desde nacida en todas las materias posibles; desde filosofía, matemáticas y literatura, hasta combate cuerpo a cuerpo.

El día de su cumpleaños número 16, Enola despierta para descubrir su madre desaparecida sin explicación o pista…al menos evidente a simple vista pues, como sugiere su apellido, Enola comparte sus genes con el detective más famoso del mundo: Sherlock Holmes (el querendón actual del internet, Henry Cavill).

Cuando sus hermanos mayores Sherlock y Mycroft Holmes (Sam Claffin) llegan, consideran la desaparición de su madre menos preocupante de lo que Enola esperaba y, en su lugar, comienzan el proceso para enviarla a una escuela que la convierta en una joven “adecuada” de su edad en esos tiempos. Enola decide tomar el misterio en sus propias manos, huyendo de la casa siguiendo los rastros de su progenitora.

En el camino conoce a Lord Tewksbury (Louis Partridge) un chico también escapando una exigente familia. El problema adicional es que al joven aristócrata lo persigue Linthorn (Burn Gorman), un tipejo con terribles intenciones y todavía peores maniobras para capturar a Tewksbury…de cualquier forma necesaria.

El resto de la trama lleva a Enola a través de su descubrimiento del mundo, una conspiración para mantener la represión a mujeres, y el movimiento para liberarlas. Al lidiar con dos tramas simultáneamente, algunos momentos de Enola Homes se vuelven turbios pero, la presencia escénica de Brown es suficiente para sobrepasar sus defectos, especialmente gracias a la decisión de hacerla romper la cuarta pared para conversar con la audiencia, algo en lo que el director Harry Bradbeer tiene perfecto dominio, habiendo dirigido casi todos los episodios de la brillante serie Fleabag.

A pesar de su destacado elenco, Enola Holmes siempre deja claro el protagonismo de Millie Bobby Brown, quien mantiene su posición sin problemas en escenas con veteranos como Carter y Fiona Shaw. Cavill nunca se siente convincente ni cómodo en la piel de Sherlock, mientras el Mycroft de Claffin sirve de antagonista, exigiendo que su hermana asuma una posición más tradicional como mujer.

Pero nada de eso importa pues, como dije, la figura principal y de importancia es Enola, a quien Brown le infunde todo su carisma y entusiasmo, definitivamente estableciendo que Enola llegó para quedarse, y espero que este sea el primero de varis entradas en la nueva franquicia.

Enola Holmes es el tipo de película con la que padres e hijos pueden sentarse a ver tranquilos un sábado por la tarde, pues no contiene nada que incomode los primeros ni asuste lo segundos. Y aunque no estés en la audiencia objetivo (pre-adolescentes y adolescentes) puedes darle un vistazo para un agradable rato que recuerde aquellos tiempos cuando las películas para jóvenes no eran solamente con gente en malla y capa. Inmensamente recomendada.

More Stories
Crítica de The Umbrella Academy (Segunda Temporada)