Crítica de Fear Street 1978 | QiiBO QiiBO

Crítica de Fear Street 1978

Como Netflix decidió celebrar Halloween en julio con la trilogía de Fear Street, tres películas basadas en los libros de R.L. Stine, aquí estamos hablando de matanza en plena temporada veraniega. No es lo peor que puede pasar, podrías estar asistiendo al campamento Nightwing en Fear Street 1978. La segunda entrega esta de lo más chévere, pero no llega al nivel de la primera aunque eso dice más de lo buena que está Fear Street 1994.

Comenzando inmediatamente donde terminó FS94, los únicos sobrevivientes de la masacre visitan a C. Berman, la misteriosa mujer que los llamó al final de la anterior película, quien podría tener la ansiada clave para destruir la maldición que la bruja Sarah Fier impuso en Shadyside hace más de 300 años atrás. La mujer no comparte su optimismo, narrando los eventos de ese horrible verano donde perdió amigos y su hermana.

Déjenme aclarar: Fear Street 1978 está muy buena, y como fanático de toda la vida del horror quede complacido. Empiezo con lo que hizo mejor que la primera: los personajes son mucho más interesantes, desarrollados, y simpáticos, ayudado por el carisma de sus actores, especialmente Sadie Sink tomando la batuta como protagonista luego de dos excelentes temporadas siendo apoyo en Stranger Things.

La directora Leigh Janiak nuevamente maneja la combinación de misterio, intriga y desarrollo dramático, permitiendo que conozcamos cada figura para que las muertes duelan más, especialmente porque logra sorprendernos a pesar de ser una precuela. Janiak lleva la audiencia a través de una historia que ya contaron, de forma tan astuta que aun sabiendo el final consigue dejar con la quijada en el piso.

Donde mayormente falló Fear Street 1978 es la manera de los “kills”. Mientras Fear Street 1994 fueron ingeniosos – incluyendo uno de los mejores que he visto en mi vida – en Fear Street 1978 son dolorosamente genéricos. Altamente violentos y crudos, pero genéricos.

El guion de Janiak junto a Zak Olkewicz rinde cariñoso tributo a los “slashers” de los 70’s y 80’s desde (obviamente) Friday the 13th, hasta Halloween y hasta un poco de Hellraiser y otros, pero logrando crear su propia personalidad. Suena fácil pero no lo es, y Janiak merece todo elogio por lograrlo tan orgánicamente. Quede sumamente satisfecho luego de Fear Street 1978, y con muchas ganas de ver el último filme de la saga. ¡Sangrientamente recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *