Crítica de Focus: Regresa el Will Smith que amamos | QiiBO QiiBO

Crítica de Focus: Regresa el Will Smith que amamos

Como se pueden dar cuenta por el título de la reseña, soy fan de Wll Smith. Aparte de ser una importante parte de mi crianza en los 90 con The Fresh Prince of Bell Air, Independence Day y Men in Black, pienso que es uno de los tipos más cool del mundo. Si resulta que en la vida real es un sucio, prefiero nunca saberlo ni conocerlo. Con todo y los traspiés que ha dado en los últimos años; Seven Pounds, After Earth, Winter’s Tale, y su insistencia de empujarnos a su insoportable hijo por la garganta, sigo pendiente cada vez que hace un filme y, afortunadamente, Focus es la película de Wll Smith que hace tiempo no veíamos.

Crítica Focus con Will Smith y Margot Robbie

“Nicky” (Smith) es un experto ladrón y engañador que conoce a “Jess” (Margot Robbie), una ladrona de poca monta con potencial para ser parte de su ganga. Cuando la relación entre ellos se vuelve demasiada intima para sus gustos, “Nicky” se separa de “Jess” en una forma bastante fría. Años después se vuelven a encontrar en Buenos Aires, Argentina, justo durante uno de los proyectos más ambiciosos de Nicky, quien, después de tanto tiempo en el juego, comienza a romper sus propias reglas de nunca perder el enfoque y nunca dejar caer el engaño.

Los coescritores y codirectores Glenn Ficarra y John Requa (Crazy, Stupid, Love) vuelven a demostrar su habilidad de producir simpáticos personajes en situaciones llenas de giros y sorpresas. Tampoco deja de ayudar que Robie y Smith tienen enorme carisma y excelente química en escena, la suficiente para no pensar en la diferencia de edad (Smith tiene 47, Robbie, 24) sino en la relación entre estos dos personajes tan bribones.

Crítica Focus con Will Smith y Margot Robbie

Focus pierde algo de empuje en su tercer acto debido a decisiones de personajes que se sienten más de adolescentes enojados que adultos en peligro constante pero, por la mayoría del tiempo, Focus es divertida, seductiva y sensual. Para los que vayan a verla por Will Smith, saldrán contentos de verlo en un personaje igual de bocón, astuto y travieso como en sus mejores películas. Focus nos recuerda porque Smith se convirtió en una estrella. Por su lado, Robbie demuestra contundentemente que The Wolf of Wall Street no fue casualidad, la chica tiene tanta presencia escénica y carisma como Smith, y estoy seguro que ya mismo la veremos sola en sus propios proyectos.

Con todo y sus fallas aquí y allá, me disfruté Focus de principio a fin, hacía tiempo que no veía una película que fuera sencillamente un rato entretenido y divertido en el cine, los tráilers no le hacen justicia y si la van a ver, vayan rápido para que no les choteen las sorpresas. ¡Inmensamente recomendada!

[adrotate banner=”29″]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *