Crítica de Godzilla vs Kong: ¡Batalla Campal de Titanes! | QiiBO QiiBO

Crítica de Godzilla vs Kong: ¡Batalla Campal de Titanes!

¡Déjenlos pelear!

Hay dos formas de hacer una película sobre monstruos: puedes usar la bestia en alegoría de algún desastre o fracaso humano como la colonización y explotación de recursos en países pobres (King Kong 1933), el efecto de un bombazo nuclear en la psiquis de un país (Godzilla 1954), o la devastación que traerá el cambio climático (Godzilla 2014).

Ooooooooooooooo…

¡Puedes ponerlos a pelear sin vergüenza alguna! Aquí no vinimos a hablar, vinimos a ver Kaijus partiéndose la madre, el padre, los hijos y hasta los primos. Esa segunda opción es la que nos trae Godzilla vs Kong, la divertida nueva entrega del “Monsterverse” concluyendo (por ahora) la saga de titanes de Legendary y Warner Brothers.

El director Adam Wingard (You’re Next) sabe exactamente lo que queremos ver de un filme con este nombre, por lo que ni siquiera intentó darle algún giro profundo. ¿De qué trata Godzilla vs Kong? A quien le importa. ¿Los humanos? Casi decoración. No hay drama familiar mongo, para lo único que los usaron fue adelantar la trama (si se le puede llamar así), porque obviamente ni el macaco gigante ni el lagarto atómico la pueden expresar ellos mismos.

Tampoco hay mucho que explicar; algunos años después de King of the Monsters, Godzilla sorpresivamente ataca sin provocación aparente una instalación de Apex Industries. Por un lado unos humanos investigan la conspiración sobre el verdadero motivo del ataque, por otro un grupo de científicos quiere usar a Kong para encontrar una fuente de energía dentro de “La Tierra Hueca” escondida en el centro del planeta, donde también se mantenga a salvo del dinosaurio nuclear. Como es de esperar nada funciona como quieren, blah blah, a nadie le interesa, ¡VAMOS A PELEAR!

Habiendo dicho todo eso, Adam Wingard trabajó duro para montar una emocionante, épica experiencia cinemática y se nota. Después de un año paralizados debido a la pandemia, Godzilla vs Kong es bienvenido entretenimiento. Si estas vacunado, que mejor forma de regresar a la pantalla gigante que con dos bestias gigantescas hartándose a golpes. Contrario a Godzilla 2014, no nos hace esperar excesivamente para verlos combatiendo, ni oscurece innecesariamente las escenas como en King of the Monsters. Wingard también mantiene sus tiros de cámaras a buena distancia, sin exageradas ediciones, dejándonos apreciar las peleas, además que busca presentarlos como los dioses que son (mi secuencia favorita es un avión despegando desde el lado de Kong).

¿Quién gana entre Godzilla contra Kong? Nosotros.

Para ser claro, a mí me gustan todas las películas del Monsterverse, con todo y respectivas fallas. Godzilla vs Kong tiene bastantes aunque, como molestarme cuando uno de mis deseos de niñez esta finalmente cumplido en pantalla grande. Godzilla 2014 es la mejor película de la saga, pero Godzilla vs Kong definitivamente la más que disfruté ver. ¡Inmensamente Recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *