Quantcast
Crítica de High School Musical: The Musical: The Series | QiiBO

Crítica de High School Musical: The Musical: The Series

Última actualización:

“¿Quién hubiera dicho que todos los estudiantes de esta escuela son bailarines profesionales?” – esa es una de mis líneas favoritas en Not Another Teen Movie, una parodia de todas esas producciones para jóvenes adultos, que 18 años después, sigue aplicando perfectamente.

Supongo que debo comenzar esta reseña de High School Musical: The Musical: The Series, programa original de Disney+, admitiendo que nunca vi ninguna de las tres películas en las que se inspira, por lo que no capté probables chistes o referencias constantes a estas. Por otro lado, eso me permitió ser imparcial con los dos episodios disponibles para prensa, no teniendo ninguna preferencia o problemas con la trilogía que llevó a Zac Efron, Vanessa Hudgens y Ashley Tisdale a la fama.

El concepto es sencillo: Miss Jen (Kate Reinders) la nueva maestra de drama en East High School, la escuela donde se grabaron las películas de High School Musical, decide hacer un musical basado en los filmes para televisión con estudiantes reales. Pero esto es un programa grabado al estilo “falso-documental” donde cada personaje reacciona a lo sucede en ciertos momentos.

Pausa: ¿entendieron todo eso? High School Musical: The Musical: The Series es una comedia con actores, interpretando gente queriendo interpretar personajes de tres películas grabadas en el mismo lugar.

Es como Glee combinado con The Office…sin el carisma de la primera ni la ingenuidad de la segunda. Siendo justo, esto no es un contenido hecho para mí, por lo que me mantengo al margen hablando de sus valores de producción.

A su favor está que los episodios (al menos los dos disponibles para reseñar), de media hora o menos, se mueven rápido, y no parece tomarse muy en serio a sí misma. Los personajes son tan arquetipos como pueden ser, y ninguna de la historias corriendo al mismo tiempo son particularmente intrigantes pero, tampoco necesitan serlo. Esto es tan ligero como comerse un malvavisco, delicioso por unos segundos, desapareciendo instantáneamente.

Regresando de las vacaciones de verano, muchas cosas han cambiado para Ricky (Joshua Bassett), la principal siendo que su novia Nini (Olivia Rodrigo) ahora es su exnovia. Antes de irse a sus respectivos campamentos, Ricky decidió tomar una página prestada del Ross Geller en la tercera temporada de FRIENDS, pidiéndole un “break” a Nini para reflexionar su relación, con básicamente el mismo resultado. Niki vuelve a clases con nuevo novio, E.J. (Matt Cornett), el clásico chico deportista con suficiente sensibilidad para unirse al club de teatro.

En vez de aceptar la decisión de Nini y concentrarse en su propia vida, Ricky audiciona para el musical con la intención de conseguir el papel principal, esperando ganarla de vuelta.

El resto de las tramas secundarias son más de lo mismo que hemos visto en incontables otras historias de este tipo; Gina (Sofia Wylie) es una talentosa nueva estudiante de East High tomando rivalidad contra Nini, Ashlyn (Julia Lester) quiere ser compositora, Carlos (Frankie A. Rodríguez) ansia ganar un premio Tony, Kourtney (Dara Reneé) desea luchar por el feminismo y aprender maquillaje, mientras Big Red (Larry Saperstein) preferiría que su mejor amigo Ricky disfrutara su nueva soltería junto a el, ambos buscando novias.

High School Musical: The Musical: The Series parece estar hecha para una audiencia con la sensibilidad de una generación criada viendo High School Musical, usando el humor meta a lo Deadpool, y el sarcasmo de The Office. Para los que no caemos en todas esas categorías, no hay mucho que buscar.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Conoce más de The Good Doctor