Quantcast
Crítica de Lady and the Tramp (Disney Plus) | QiiBO

Crítica de Lady and the Tramp (Disney Plus)

“Si funciona una vez, hagámoslo mil veces hasta que no deje dinero”, parece ser la mentalidad de Disney rehaciendo sus clásicos animados en versión “live-action”. Para estrenar Disney+, su nuevo servicio de transmisión digital, dejaron “directo a video” La Dama y el Vagabundo, considerado uno de los mejores filmes animados de la primera era del imperio.

Fue una buena estrategia. Lady and the Tramp no es una producción tan particularmente recordada como Blanca Nieves o la Bella Durmiente pero, funciona perfecta para encantar la audiencia más joven que quiera probar las ofertas originales del novato streamer.

Con algunos cambios menores entre la versión original del 1955 y la nueva, (incluyendo remover racismo institucional de sus tiempos), la trama se mantiene igual.

Lady (voz de Tessa Thompson) ha vivido desde cachorra con Darling (Kiersey Clemons) y John Dear (Thomas Mann), quienes la tratan  como princesa adorada. Lady vive feliz en su hogar, compartiendo con sus vecinos Trusty (voz de Sam Elliott), y Jackie (voz de Ashley Jensen).

Tramp es un perro callejero sobreviviendo con ayuda de su inmensa astucia, otros perros, y la bondad de Tony (F. Murray Abraham), el dueño de un restaurante italiano. Durante uno de sus constantes escapes de Elliott (Adrian Martínez), el perseguidor municipal de perros, Tramp llega a la casa de Lady, quien ha comenzado a ver un cambio extraño en el comportamiento de sus normalmente cariñosos dueños.

Resulta que Jim y Darling están esperando su primer hijo, por lo que darle atención a Lady va pasando a un segundo plano. La Cocker Spaniels busca consejo de sus amigos pero encuentra la oscura anticipación de Tramp: “Cuando él bebe llega a la casa, los perros salen”. Lady desprecia el consejo y cada cual se va por su lado.

Aunque los Dear no abandonan a Lady con la llegada del retoño, definitivamente le dedican todo su tiempo y energía, dejando la antes princesa de la casa sintiéndose como plebeya. Cuando la pareja visita un familiar, dejando la tía Sarah (Yvette Nicole Brown), a quien no le gustan los perros, cuidando a Lady, una serie de eventos termina con la chica en la calle, sin collar y sin idea como volver a su hogar.

Lady and the Tramp es una película de Disney por lo que ya saben que esperar. El director Charlie Bean (The LEGO Ninjago Movie) dirige la pieza con estable mano, sin ninguna sorpresa o destaque. El mayor atractivo esta versión es ver como la tecnología permitiendo mezclar perros reales con efectos por computadora ha evolucionado tanto, haciendo casi imposible identificar cuando es una cosa o la otra.

Esto ayuda a ver perros y otros animales hablando y gesticulando se sientan natural casi inmediatamente, y luego de las primeras escenas, no sea un choque sino normal. Casi termine viendo Lady and the Tramp esperando la opinión de mis gatos.

Dudo mucho que Lady and the Tramp hubiera sido un gran éxito de taquilla, por lo que fue buena idea dejarla como oferta exclusiva de Disney+, donde funciona como simpática opción adicional al viejo contenido, que encantará los niños viéndola una y otra vez.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Netflix Logo
No, Netflix no cambiará el modelo de Binge