Crítica de Luca: La Mágica Aventura de ser Niño | QiiBO QiiBO

Crítica de Luca: La Mágica Aventura de ser Niño

İSilenzio Bruno!

¿Recuerdan cuando éramos niños descubriendo el mundo? No se si todos pasaron por lo mismo, pero yo recuerdo complementar lo que captaban mis sentidos con imaginación. Si iba en un coche imaginaba superhéroes volando entre otros carros en la carretera, inventaba vidas a extraños en la calle, y soñaba con una escalera desde el mar hasta la luna. Hacia décadas no pensaba en nada de eso hasta que vi Luca, la encantadora nueva película de Pixar estrenando en Disney Plus este viernes 18 de junio 2021, recordando cuan fantástica sentía la vida hasta que la adultez aplastó con el peso del cinismo. Al menos por hora y media, sonreí pensando en aquellos tiempos mientras veía las aventuras de Luca, Alberto y Giulia.

En la Riviera Italiana de los años 50’s, existe un mundo debajo el mar donde criaturas marítimas viven bastante parecido a nosotros. El mundo humano es aterrorizante para ellos, como lo son ellos para los humanos de la pequeña villa donde se reparten rumores de horribles “monstruos marinos”. El joven Luca (voz en ingles de Jacob Tremblay) es una de esas criaturas acuáticas pasando los días en la aburrida rutina de cuidar manada de peces junto a sus padres Daniela (voz en ingles de Maya Rudolph) y Lorenzo (voz en ingles de Jim Gaffigan). Cuando un día descubre fascinantes artículos de la superficie, la curiosidad puede mas que las advertencias de sus padres, especialmente luego de conocer a Alberto (voz en ingles de Jake Dylan Grazer), un chico huérfano que, no solamente se mueve entre ambos mundos, tiene increíbles planes para seguir conociendo el de los humanos, dándole a Luca una nueva perspectiva de la vida más allá del miedo el que creció.

Pienso en mi niñez y cuan familiar siento la dinámica entre Luca y sus padres. Unos de mis primeros recuerdos es llorar del miedo detrás de un edificio, porque decían que hombres disfrazados de payaso estaban secuestrando niños en una van, y ese día a la escuela habían llevado payasos que llegaron en una van. Agradezco siempre que mis padres se hayan preocupado tanto por mi protegiéndome del mundo, pero también resiento que lo hayan hecho instalando tantos miedos. No tengo hijos por lo que carezco de autoridad para decirle a otros como criar lo suyos, pero me hubiera gustado menos miedo y más apoyo para que la voz en mi interior fuera menos fuerte.

“¡Silenzio Bruno!” Con esa frase Alberto insta a Luca atreverse, a conocer más, a enfrentar sus miedos, a soñar lo impredecible. Juntos deciden conocer la villa en la costa justo a tiempo para descubrir una carrera anual donde el premio podría ser la llave que les abra la oportunidad de expandir sus horizontes. Con la ayuda de su nueva amiga Giuila (voz en ingles de Emma Bernan), una arrojada niña dispuesta a superar sus pasados fallos en carreras anteriores, Luca y Alberto entrenan para competir con el reto añadido que no pueden mojarse, pues solamente se ven humanos cuando están completamente secos.

Con Luca Pixar forja una de sus mejores producciones, convirtiendo una simple historia en una amplia gama de alegorías y mensajes que no necesitas captar. La puedes ver simplemente para disfrutar su simpática trama o profundizar en sus símiles sobre el amor, la amistad, derrotar los miedos, las relaciones entre padres e hijos, crecer, competir, el abuso del estado, la fama, y mucho más.

Al haber estado tan protegido en su hogar, Luca complementa su nueva realidad con fragmentos de su poderosa imaginación llevándolo a ver el mundo de una forma distinta pero maravillosa, en secuencias fantásticamente intercaladas por la mano de Enrico Casarosa, exitosamente debutando como director luego de una veterana carrera animando desde los 90’s en producciones como Robots, Up, Ice Age, y Coco entre varias adicionales.

En la parte técnica Pixar continúa rompiendo sus propios estándares. Luca es hermosa, repleta de colores y detalles; desde la pintoresca villa italiana con todos los encantos que eso representa, hasta la oscura profundidad del mar donde la vida de Luca posee menos tonalidades que el brillante horizonte o la noche plasmada de estrellas y, por supuesto, una dinámica banda sonora llena de cariñosas referencias y tributos a la música y el cine italiano.

Me encantó Luca. Una hermosa fabula sobre tantas cosas que la vida nos da, nos quita, y otras que a veces tenemos que decir “¡silenzio Bruno!”, y atrevernos a buscar. ¡Inmensamente recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *