Crítica de Masters of the Universe Revelation: He-Man of Thrones | QiiBO QiiBO

Crítica de Masters of the Universe Revelation: He-Man of Thrones

¡Por el Poder de Grayskull!

“Ok, ¿Qué tal si me dejan hacer una serie de He-Man pero…cómo si fuera Game of Thrones? ¿Para niños?”. Así imagino a Kevin Smith proponiendo Masters of The Universe: Revelation a ejecutivos de Netflix, compañía desesperada por encontrar su versión de la popular serie de HBO, que le dieron lo que pidió con lágrimas en los ojos, suspirando que esta vez finalmente se les dé.

Habiendo dicho todo eso, me encantó Masters of Thron…eh perdón, Masters of The Universe: Revelation. Es una cariñosa carta de amor a la serie con la que crecimos tantos niños de los 80’s, simultáneamente trayéndola a tiempos modernos sin perder su espíritu, pero sin miedo a tomarse riesgos. La comparación con Game of Thrones no es solamente por contar con dos actores de la serie; incluyendo a Lena Heady (la Reina Cersei) como Evil-Lyn y Liam Cunningham (Davos Seaworth) como Duncan. Si no también por giros en la historia, sorpresas, e intriga entre distintas facciones.

Si eres como yo, probablemente viste He-Man y los Amos del Universo en español, fuera de orden sin nunca saber cómo terminó todo. Para empezar, la serie fue hecha con el preciso objetivo de promocionar la línea de juguetes de Mattel (para más detalles vean el episodio dedicado a este en Toys that Made us, la entretenida serie documental en Netflix). A pesar de esa ser su único propósito de existir, sus creativos se esforzaron en desarrollar interesantes personajes en un fascinante mundo que dejó huella profunda en los que tuvimos el privilegio de divertirnos cada tarde con las aventuras de He-Man, Teela, y Man-At-Arms protegiendo el castillo Grayskull contra las demoniacas fuerzas del malvado Skeletor.

Si quieres ver exactamente lo que recuerdas, pues no pierdas tu tiempo, mejor ve la serie original. Esto es una continuación de la historia, rápidamente convirtiéndose en su propia cosa. Les explico (sin spoilers): la serie original no tuvo un final real. Algo normal de aquellos tiempos. Así que Smith decide darle uno mientras comienza su propia saga. Es una forma astuta de tranquilizar los viejos amantes de la serie, pues el primer episodio funciona como puente entre ambas versiones.

Luego de años sirviendo como capitana de la guardia real, Teela (Voz en ingles de Sarah Michelle Gellar) finalmente es ascendida a general del ejército del Rey Randor (Voz en ingles de Diedrich Bader) y la Reina Marlena (voz en ingles de Alicia Silverstone). Obviamente la celebración dura poco ya que Skeletor (Voz en ingles del gran Mark Hamill) lanza otro gran ataque contra el Castillo de Grayskull, protegido por Sorceress (Voz en ingles de Susan Eisenberg), quien se le dificulta enfrentar las fuerzas combinadas de la Montaña Serpiente. Afortunadamente Eternia tiene su campeón en He-Man (Voz en ingles de Chris Wood), quien continúa escondiendo su verdadera identidad como el Principe Adam, con la ayuda de su cobarde, leal Cringer (Voz en ingles de Stephen Root), el hechicero Orko (Voz en ingles de Griffin Newman) y el arrojado Duncan (Voz en ingles de Liam Cunningham).

Excepto que esta vez el plan de Skeletor no resulta tan fácil de derrotar, causando la crisis más grande que He-Man jamás ha encontrado, llevándolo a tomar una sorpresiva decisión cambiándolo todo en la vida de sus amigos, enemigos, y el universo entero.

La primera gran ventaja de Masters of the Universe: Revelation es que ahora si los personajes pueden realmente combatir, pues antiguas leyes de Estados Unidos prohibían excesiva violencia en animación para niños. Podías fumar una cajetilla entera en su cara, ¡pero que dos caricaturas jamás se dieran un puño! Eso no significa que MOTU: Revelation sea extremadamente violenta pero Smith definitivamente sabe que los primeros que estaremos sentados dándole al botón de “comenzar” somos los de aquella época, ahora adultos con dolor de rodilla y espaldas chuecas pero la emoción intacta.

La otra cosa que disfrute fue la evolución en personajes. Por ser básicamente un comercial para niños, MOTU mantuvo los personajes unidimensionales con muy pocos cambios o variaciones. Esta vez la trama se vuelve más personal, pues el nuevo mundo exige que cada uno busque su nueva forma de vivir en este. Eso incluye más trasfondo, motivaciones y personalidad. Todo eso envuelto en una potente banda sonora, y hermosa, nítida animación que igualmente representa lo que recordamos mientras dándole literalmente mas colores.

Los primeros cinco episodios de Masters of the Universe: Revelation son una excelente representación del género de “Espada y hechicería” como hace tiempo no veía. Sean amantes o no de la serie original, debe satisfacer aquellos que gustan de la fantasía, la acción y la buena animación. Yo tengo el poder de decir: ¡Altamente recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *