Crítica de Night Teeth | QiiBO QiiBO

Crítica de Night Teeth

Hay películas que existen solamente para recordarnos cuan buenas son otras. Ese es el caso de Night Teeth, una nueva comedia de horror sobre vampiros, estrenando esta semana en Netflix. Mientras la veía pensaba lo bien que otras producciones recientes han usado el género de los chupa sangre; desde la excelente What we do in The Shadows y su serie homónima, hasta la espectacular serie limitada Midnight Mass. Todas tomaron la mitología vampírica para darle nuevos giros o parodiar sus términos más absurdos. Night Teeth pues… bien, gracias.

En un mundo donde los vampiros existen, hay una tregua entre ellos y los humanos que detuvo la mortal guerra entre especies hace 100 años. Los términos son sencillos: los vampiros no deben beber sangre sin consentimiento, ni cruzar la frontera al área de humanos dentro de Los Ángeles. Benny (Jorge Lendeborg jr.) es un aspirante a músico, que recibe la oportunidad de reemplazar su hermano Jay (Raúl Castillo) durante una noche con chofer para clientes de alta clase. Sus únicas pasajeras son Zoe (Lucy Fry) y Blaire (Debby Ryan), dos misteriosas jóvenes con varias paradas en extraños edificios con todavía más raras formas de seguridad. Las chicas trabajan para Victor (Alfie Allen) un ambicioso líder que ha decidido dar un golpe contra todos los jefes de las cinco familias de vampiros, para romper la tregua y eventualmente dominar el mundo. O al menos la ciudad. En realidad nunca explican si la tregua aplica a otros lugares, o inclusive países.

Tampoco importa porque Night Teeth intenta ser tantas cosas que se queda en nada. Hay algunos dejos de True Blood, Blade y hasta The Godfather, pues el mundo vampírico de Night Teeth se divide en familias al estilo mafioso, con cada cual dominando su área, hasta que Victor lanza su ataque.

Night Teeth no es un completo fracaso; la nítida cinematografía captura la vida nocturna de Los Ángeles con énfasis en estilo neón, queriendo combinarlo con estilo “noir”, lo cual no funciona porque Nigth Teeth no se decide entre ser un drama criminal, una comedia romántica, o un filme de horror. Hay algunas secuencias decentes de acción, y Lucy Fry hace el mejor esfuerzo interpretando a cínica Zoe con maniaca energía, así que quizás Night Teeth consiga alguna audiencia que la disfrute más que yo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *