Crítica de Only Murders in the Building | QiiBO QiiBO

Crítica de Only Murders in the Building

¿Cuán éticos son los podcast sobre crímenes? Antes que me contesten, ¿cuán moral son las series sobre crímenes? Desde “Crímenes sin resolver” hasta episodios de “Ley & Orden” basados en historias reales. Fui uno de millones DEVORANDO “Serial”, el fenómeno podcast sobre el asesinato de Hae Min Lee que convirtió miles de escuchas en detectives, demostrando cuan poderoso puede ser el periodismo investigativo, simultáneamente legitimando el podcasting como el próximo gran medio de comunicación masivo.

Pero volviendo a la pregunta inicial; ¿cuán ético es sacar dinero y fama manejando un podcast sobre tragedia ajena? Only Muders in the Building, la nueva comedia dramática de Hulu no necesariamente contesta esa interrogante pero tampoco teme admitir cuan peligroso es el balance, acercándose bastante al filo del lado incorrecto salvado por la gran carisma de su elenco. Es como que sabían lo mucho que apreciamos el trio principal y aprovecharon para presionar botones incomodos.

Martin Short interpreta a Oliver, un director teatral en el ocaso de su carrera resignando a recordar mejores tiempos, al igual que Steve Martin como Charles, un actor involuntariamente retirado pues nadie lo llama para trabajos, cuyo máximo punto fue durante los 90’s protagonizando Brazzos, un programa policiaco al estilo de Koyak, Columbo y The Equalizer, entre otros. El trio lo completa Mabel, encarnada por Selena Gómez, una joven artista renovando el apartamento de su tía. Los tres viven en el Arcona, un antiguo edificio en el oeste superior de Nueva York.

Es un trio extraño. Short y Martin, dos de los más grandes talentos de sus edades, han trabajado juntos en varios proyectos pero Gómez es el ingrediente especial dándole vida al grupo, sorprendiendo aquellos que solamente la conozcan por su carrera musical o actriz infantil, no tanto los que la vimos en la fantástica Spring Breakers. Cuando una muerte en el Arcona los junta inesperadamente, descubren todos estar obsesionados con el mismo podcast sobre un asesinato real en Oklahoma. La muerte resulta ser más sospechosa de lo que la policía reporta, por lo que los tres deciden investigar juntos por su cuenta para así poder desarrollar su propio podcast.

La mejor parte de Only Murders in the Building surge de la interacción entre los protagonistas; Short, Martin y Gomez operan su mayor nivel aprovechando al máximo los geniales guiones de los 10 episodios escritos por el mismo Martin junto a John Hoffman (Grace & Frankie), dándole oportunidad a cada personaje distinguirse con excelente desarrollo, personalidades complejas y filoso humor. En manos menos capaces Only Murders in the Building hubiera caído en la trampa del chiste fácil siendo una parodia del genero pero, Martin y Hoffman siempre mantienen la humanidad de los personajes en prioridad, incluyendo la víctima.

Para los amantes del podcasting es una delicia verlos desarrollar el programa de principio a fin, especialmente aquellos que disfrutamos de programas sobre crimen, o los que hemos pasado por el proceso. Pero la trama tiene más que suficiente carne para gustarle a quienes nunca hayan escuchado un episodio de ese medio, pues el misterio como tal siempre se mantiene al frente de todo, con varios giros y sorpresas desde el primer episodio.

Only Murders in the Building es una deliciosa mezcla de géneros y estilos, repleto de chistes, drama, misterio, intriga para satisfacer todo tipo de público, definitivamente uno de los mejores programas del año y una de las mejores ofertas que ha lanzado Hulu, ¡criminalmente recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *