Quantcast
Crítica de Orígenes Secretos: Thriller criminal para nerds | QiiBO

Crítica de Orígenes Secretos: Thriller criminal para nerds

Last updated:

Aunque el cine de superhéroes continua firmemente dominando números de taquilla alrededor del mundo, igualmente necesita evolucionar. Una de las formas que puede hacerlo es adaptando características de otros géneros que le permitan expandir la capacidad de lo que puede lograr, especialmente cuando la versión escrita lo ha hecho por largo tiempo.

Orígenes Secretos, nuevo estreno original de Netflix, no es esa película que lo consigue pero, es un interesante experimento.

El primer día de David (Javier Rey) como detective en Madrid es también el último de Cosme (Antonio Resines), quien toma simpatía inmediata al joven compañero. Para darle la bienvenida a su nuevo trabajo, le espera una bizarra escena criminal. Ninguno de los dos comprende el significado de la presentación que les ha dejado el responsable, ni tampoco la segunda que encuentran horas más tarde. Hay un asesino en serie en la ciudad y las pistas no tienen sentido…hasta que Jorge Elías, el perezoso hijo de Cosme, casualmente descubre una extraña familiaridad con un tema que conoce perfectamente: superhéroes. Ante su obligada jubilación, Cosme consigue que la capitana Norma (Verónica Echegui) acepte a Jorge Elías como asesor de Javier.

El tiempo se acaba antes del próximo asesinato, sino es que ya es demasiado tarde.

La forma más fácil de describir Orígenes Secretos es como una mezcla de S7ven con Unbreakable…y superhéroes. No es tan excelente como la primera ni tan introspectiva como la segunda pero, cumple con la simple misión de entretener de principio a fin con un misterio criminal que rinde cariñoso reverencia a ambos géneros. Orígenes Secretos es hecha por gente que le encantó Unbreakable pero no comprendió lo que la destaca. Para ser justo, el mismo M. Night Shyamalan tampoco parece haberlo entendido, a juzgar por como decidió terminar la franquicia en Glass.

Su principal gran problema es que, irónicamente, Orígenes Secretos nunca determina su verdadera identidad; ¿es una parodia? ¿Una sátira? ¿Un tributo? Es demasiado sombría para ser parodia, tampoco es suficientemente inteligente para sátira y el parecido a los filmes mencionados la acerca demasiado a ser un descarado plagio. Y no, mencionarlas durante diálogos no te libra de esa acusación.

Es una pena, porque cuando el guion del también director David Galán Galindo abraza el absurdo de su premisa son los momentos sobresalientes de la historia. Por alguna razón que no comprendo (intervención del estudio o miedo del guionista), el tercer acto prácticamente destruye todo el trabajo establecido durante los primeros dos, convirtiendo lo que pudo ser una astuta observación sobre el mundo de superhéroes, especialmente los seguidores y el ambiente toxico que lamentablemente permea.

La otra fortaleza de Orígenes Secretos es su elenco. Rey interpreta a Javier como “pez fuera del agua”, exasperado por la actitud de Jorge Elías, y al mismo tiempo perplejo de la adoración que los seguidores de esa sub-cultura le dan a su pasatiempo, incluyendo la misma Norma. Esta última, fue el personaje más desperdiciado al ser usado como aliciente de comedia e interés amoroso, cuando resulta ser la más interesante y de la que se pudo sacar mayor provecho al ser precisamente la gran contradicción.

Orígenes Secreto mantiene buen ritmo y, a pasar que hubiera querido se mantuviera firme hasta el final, es suficientemente buena para justificar su duración, y probablemente deleite la mayoría de su audiencia.

More Stories
Los cinco datos más aterradores en The Social Dilemma