Crítica de Red Notice | QiiBO QiiBO

Crítica de Red Notice

Desde que decidieron convertirse en una maquina interminable de producir contenido original, Netflix intenta tenerlo todo por cuenta propia: ganadores de Oscars (Roma, y The Irishman), Superhéroes (The Old Guard), universos cinemáticos (Army of the Dead) y donde menos éxito han tenido: franquicias “blockbusters”. En ese reglón han tenido tropiezo tras tropiezo, como la insoportable 6 Underground, con la mejor opción hasta el momento siendo Extraction.

Con Red Notice se acercan más a lograrlo, pues esta comedia de acción entretiene de principio a fin, mayormente gracias al poder carismático de su triunvirato de estrellas. Dwayne Johnson interpreta a John Harley, un investigador del FBI asistiendo la agente Inspectora del Interpool, Urbashi Das (Ritu Arya), en la captura de Nolan Booth (Ryan Reynolds), un ladrón internacional robando uno de los tres míticos huevos de oro que Marcos Antonio le regaló a Cleopatra en su boda (unos “McGuffins” inventados para impulsar la trama). Pero detrás de estos artefactos también va Gal Gadot como “El Alfil”, otra ladrona con menos escrúpulos pero más astucia para burlar la ley y a Nolan y Hartley. Entre giros, sorpresas, y persecuciones a través del planeta, Red Notice es una divertida si acaso genérica aventura, de esas que la pasas bien pero te olvidas inmediatamente terminas de verla.

Tanto Dwayne Johnson como Ryan Reynolds hacen lo mismo que siempre en casi todas sus películas, mientras Gal Gadot me sorprendió disfrutando ser la villana Alfil, sacando su sarcasmo a pasear. La dirección de Rawson Marshall Thurber está lejos de lo que prometía en Dodgeball: An Underdog Story pero suficientemente apropiada para lo que Red Notice necesita. Su mejor momento ocurre en el primer acto, con una tremenda secuencia de persecución dentro de un museo. La realidad es que si Red Notice no hubiera funcionado igual con otros actores, ya que la química del trio –especialmente Reynolds y Johnson- eleva el demacrado guion de mediocre a tolerable con algunos momentos genuinamente joviales.

Red Notice está ok para lo que es, cayendo firmemente en la categoría de “esta chévere pero nada del otro mundo”, perfecta para pasar par de horas viendo estos tres haciendo lo que nos gusta verlos haciendo, sin esperar mucho más y así no saldrán decepcionados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *