Crítica de Star Wars: The Bad Batch – Aftermath (T01E01) | QiiBO QiiBO

Crítica de Star Wars: The Bad Batch – Aftermath (T01E01)

Dentro de toda la pelea en el mundo de fanáticos de Star Wars, una de las pocas cosas en que la mayoría está positivamente de acuerdo es The Clone Wars, la excelente serie animada que comenzó Cartoon Network, terminando en Disney Plus el año pasado con algunas de las mejores horas creadas en este universo. El 2021 nos trae Star Wars: The Bad Batch, una secuela/”spin-off” enfocada en la escuadra genéticamente alterada que conocimos en los días finales de La Guerra Clon.

Este 4 de mayo, el día mundial de Star Wars, Disney Plus debuta “Aftermath”, el primer episodio de la nueva serie.

Refrescando un poco la memoria; en los primeros cuatro episodios de la séptima y última temporada de The Clone Wars introdujeron a Hunter, Wrecker, Tech y Crosshair, la Unidad Experimental 99 mejor conocidos como “El Lote Dañado”. Cada uno de ellos con una mutación dándoles habilidades especiales como inmensa fuerza, inteligencia, puntería, y sentidos aumentados. Durante esos capítulos se les unió Eco, un clon torturado por los separatistas, con demasiados ajustes mecánicos para regresar a una escuadra normal.

En una misión durante las últimas horas de la Guerra Clon, sirviendo bajo una Jedi y su Padawan, llega la Orden 66 comenzando el exterminio de los Jedis por toda la galaxia. Contrario a los clones regulares, la Unidad 99 no parece estar bajo el control de los chips cerebrales que el resto de las tropas. De vuelta en Kamino, sus acciones despiertan las sospechas del Almirante Tarkin, representante del nuevo declarado Imperio Galáctico, quien desprecia el programa de clonación prefiriendo reclutar tropas alrededor de la Galaxia. Para probar su lealtad, son enviados a lidiar con “insurgentes” en Alderaan, donde la escuadra descubrirá cuan radicalmente han cambiado las cosas en la galaxia, obligándolos a decidir de que lado realmente querrán estar.

Star Wars: The Bad Batch es creada por Dave Filoni, uno de los “nenes lindos” de la fanaticada (por ahora), habiendo trabajado en la serie original, la última temporada y, por supuesto, ser parte del equipo creativo de The Mandalorian. Aunque disfruto mucho de ese programa, es en animación donde se nota el fuerte de Filoni, quien aprovecha la libertad que le da el medio para expandir la saga en términos figurativos y literales. Aunque técnicamente la secuela directa de The Clone Wars es Episodio III: La Venganza de los Sith, The Bad Batch es una continuación general de lo último que vimos en los últimos episodios de la serie.

Cada miembro del “Lote dañado” tiene su propia personalidad, lo que lleva a conflictos al momento de lidiar con su nueva realidad. Con más de 70 minutos este primer episodio, casi película, funciona como re-introducción del grupo, estableciendo lo que aparentemente será la trama general del programa, presentándonos los primeros días, semanas y meses del Imperio Galáctico y la forma cruel en que afirmó su control a través de los sistemas.

Aunque me gustaron los primeros dos episodios de Star Wars: The Bad Batch, todavía no estoy seguro el propósito de su existencia, más allá de presentar una parte de la saga poco vista en las producciones hasta el momento. Por otro lado, “En Filoni Confiamos”, por lo que estoy más que dispuesto a ver hacia donde va.

No article after

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *