Quantcast
Crítica de Unhinged: Rabia Masculina: The Movie | QiiBO

Crítica de Unhinged: Rabia Masculina: The Movie

Luego de ser el primer “gran estreno” en cines de Estados Unidos después de meses cerrados por la pandemia del COVID-19, Unhinged también es el primer “gran estreno” en Puerto Rico.

Una película sobre rabia en la carretera llega justo a tiempo cuando empleados del gobierno tienen que regresar a trabajar presencial en oficinas, por lo que los tapones volverán a plagar nuestras mañanas y tardes. Quizás después de ver Unhinged se les quite las ganas de ser tan agresivos.

Rachel (Caren Pistorius) es una madre soltera pasando un terrible día; esta tarde para el trabajo, para llevar su hijo Kyle (Gabriel Bateman) a la escuela y tarde para evitar el temido trafico mañanero de la ciudad. Cuando en su prisa le toca agresivamente la bocina a un conductor en una luz verde, el conductor resulta ser un hombre interpretado por Russell Crowe, 20 años y 500 libras después de Gladiator, pero con la rabia cumulada de dos décadas conduciendo en Estados Unidos.

El hombre le exige disculpas a Rachel, quien también está irritada por su mala mañana, y lo que pudo ser una anécdota sobre un mal rato en la calle, se convierte en una cacería cuando el Hombre se le va detrás a Rachel con malas intenciones.

Unhinged está OK por lo que es; una entretenido “b-movie”, un “slasher” de vieja escuela pero en vez de Michael Myers con un cuchillo, es Maximus Centésimos con una gigantesca camioneta negra, armado de ansiedad de hombre blanco estadounidense socialmente frustrado. El guion pudo aprovechar ese concepto para dar un mensaje, solo que prefiere darnos secuencias de persecución a través de la ciudad.

La temática de hombre blanco frustrado explotando emocionalmente ha sido mejor manejada en filmes como Falling Down (aunque esa igualmente contiene defectos de trama), por lo que sospecho que el director Derrick Borte (The Joneses) prefirió enfocarse en la parte visual más que otra cosa.

Esta es una de esas experiencias que se disfrutan más viéndolas en conjunto con otra gente, compartiendo las reacciones a los giros de la historia, y la rabiosa interpretación de Crowe, que convierte su villano en una de las amenazas más genuinas que he visto recientemente; un manojo de furia y violencia sin misericordia, perfecto para temerle y odiarlo simultáneamente. No es la mejor película que verán pero, funciona perfectamente como entretenimiento para par de horas.

More Stories
Crítica de Enola Holmes: La Encantadora Aventura que Necesitamos