Crítica: Julia es un exquisito plato cinemático | QiiBO QiiBO

Crítica: Julia es un exquisito plato cinemático

Si al igual que yo, cuando vieron Julie & Julia en el 2009 se quedaron ganas de ver más escenas de Julia Child (Meryl Streep), les tengo buenas noticias pues esta semana estrena en Puerto Rico el nuevo documental de las directoras Julie Cohen y Betsy West (RBG), sobre la leyenda televisiva que revolucionó la cocina estadounidense. Que fantástico documental es Julia. Una exquisita, intima mirada a la vida y significado cultural de una encantadora mujer tan grande en estatura física como personalidad. Lo amé de principio a fin, ¡no lo vean con hambre!

Julia intercala constantes pietajes de la presentadora tanto frente como detrás de cámara, apoyando su narración con fragmentos de cartas escritas por Julia, su esposo, y otros miembros de su círculo cercano, sin olvidar la recreación de algunos de sus más famosos platos, tan hermosamente presentados que uno casi puede olerlos a través de la pantalla. Dividida en tres principales eras de su vida; comenzando en Pasadena, California, dentro de una estricta, conservadora familia de gigantes (ella y todos sus hermanos median más de 6 pies). Atlética e inteligente, Child se enlistó en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial terminando en la oficina de Servicios Estratégicos (agencia precursora de la CIA) donde conoció el amor de toda su vida, Paul Cushing Child.

De ahí nos mudamos junto a los Child a Francia, donde comienza el camino que la llevará al futuro estrellato, pues Julia quedó prendada de la cultura francesa, especialmente la comida. Tanto fue su obsesión que entró a la prestigiosa escuela de cocina Cordon Bleu, para eventualmente escribir el legendario libro “Dominando el arte de la Cocina Francesa” junto a las chefs Louisette Bertholle y Simone Beck. El resto es historia que no se querrán perder. A la edad que muchos comienzan a vislumbrar el ocaso de sus vocaciones, Julia Child comenzaba su más exitosa carrera.

Entre entrevistas con famosos chefs, familiares y otras personalidades, Julia recoge el incomparable impacto que produjo Child en la sociedad estadounidense desde aquella primera tortilla en televisión pública promocionando su libro. Julia no evita tocar temas conflictivos aunque tampoco se mantiene demasiado en ellos. Child famosamente negaba ser feminista, a pesar de romper tantas barreras ella misma, incluyendo ser fuerte defensora de la planificación familiar y el acceso al aborto, y luego soporte de la comunidad LGBTQ, a pesar de su homofobia establecida por sus raíces conservadoras. Pero la protagonista principal es la misma Julia, cuya efervescente presencia no necesita ayuda para conquistar la audiencia, con esa fuerza física y mental que la mantuvo activa hasta su muerte a los 91 años.

En este documental escucharán muchas historias sobre Julia Child, al igual que opiniones sobre su legado pero, para las directoras, lo más importante es expresar el apetito de Julia por la vida y todos sus ingredientes, y como a veces la receta perfecta para disfrutar el mundo es la que llega por accidente, siempre y cuando la recibamos con una sonrisa. ¡Deliciosamente recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *