Crítica: La vida suburbana es mortal en la tercera temporada de YOU | QiiBO QiiBO

Crítica: La vida suburbana es mortal en la tercera temporada de YOU

Luego que Dexter acabó con uno de los peores finales en la historia de la televisión, no quedaban muchas opciones para llenar el vacío que solamente deja un sociópata en nuestros corazones, hasta que llegó YOU. Este drama salpicado de humor negro presenta a Penn Badgley como Joe Goldberg, un restaurador de libros con una enferma inclinación a obsesionarse por mujeres, llevándolo a tomar acciones que van desde antiéticas, hasta completamente criminales.

Esta es una de esas series salvadas por Netflix, y es fácil entender porque; es entretenido contenido fácil de consumir, siempre y cuando no te detengas a pensar en lógica moral y práctica. Por otro lado, es el tipo de historia que no da para mucho, precisamente porque exige demasiada suspensión de incredibilidad; ¿hasta que punto uno puede creer que Joe se escape tanto de las consecuencias de sus actos?

Afortunadamente, la tercera temporada de YOU está fantástica. Cambiar la localidad y añadir a Victoria Pedretti interpretando a Love Quinn-Goldberg como co-protagonista fue lo necesario para refrescar la serie, con 10 episodios repletos de sorpresas, giros e intriga, que me tuvo pegado de principio a fin. Aunque no me encantó el final, es una temporada dinámica, sexy y divertida. Mi favorita hasta ahora.

Comenzando donde nos quedamos la temporada anterior, con Joe y Love ajustándose a su nueva vida en Madre Linda, un suburbio de California donde las calles son hermosas pero la gente es horrible. Entre una colección vacua de “influyentes”, anti-vacunas, y amas de casa, no pasa mucho tiempo antes que Joe descubra su nueva obsesión en Natalie (Michaela McManus), su vecina inmediata. Pero las cosas han cambiado; Joe ahora es esposo y padre, queriendo cumplir con todo correctamente, intentando no caer en viejos hábitos. El problema es que Joe ya no es el único psicópata viviendo bajo su techo, y Love tendrá sus propias aventuras con mucho que hacer…y deshacer.

La segunda temporada terminó con la impactante revelación de Love siendo tan sanguinaria como Joe al momento de conseguir lo que quiere. Pero no se equivoquen, porque toxico con toxica es igual a desastre, especialmente cuando los niveles son tan desiguales. Mientras Joe es práctico, metódico y calculador, Love es impulsiva, repentina y reaccionaria. Y aquí es donde esta temporada de YOU triunfa, gracias al trabajo de sus protagonistas.

Una estrella en ascenso, Victoria Pedretti nos rompió el corazón con su interpretación de la trágica Nell Crain en The Haunting of Hill House, y precisamente esa sensibilidad natural eleva su labor como Love, tanto en sus momentos maniacos como dramáticos. Su química con Badgley enciende la pantalla cada vez que están juntos, pues el actor ya tiene su personaje bien agarrado, manteniendo la simpatía de la audiencia hasta en los peores momentos de Joe.

Es complicado explicar porque esta temporada de YOU me gustó tanto sin revelar sorpresas, por lo que me enfoco en la faena de su elenco, tanto Pedretti y Badgley, como los actores de apoyo, desde Saffron Burrows regresando como la imprudente madre de Love, Dotti, hasta Tati Gabrielle interpretando a Marienne, una bibliotecaria que presentará sus propios retos, y Shalita Grant en la piel de Sherry, una semi-famosa bloguera provocando más de un cambio en la dinámica de la casa Goldberg-Quinn.

Con la segunda temporada siendo casi una repetición de la primera, fue una grata maravilla descubrir como los guionistas encontraron caminos por donde llevar a Love y Joe en su batalla por conseguir su pedazo del sueño americano, llevándolos hacia una divertida pesadilla. Bueno, divertida para nosotros. ¡Inmensamente recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *