Crítica The Falcon and the Winter Soldier (T1E1) | QiiBO QiiBO

Crítica The Falcon and the Winter Soldier (T1E1)

Luego de maravillar fanáticos con la grandeza de Avengers: Endgame, el Universo Cinemático de Marvel necesita reagrupar energía para lo siguiente. Debido a la pandemia del COVID-19 se vieron obligados a cambiar algunos planes por lo que la Fase 4 comenzó con la extraña pero fantástica WandaVision, que nos llevó a ver este mundo por otros ojos. Con The Falcon and the Winter Soldier regresamos a un estilo mucho más familiar.

El primer episodio se enfoca en preparar lo que viene para la temporada y probablemente el UCM, expandiendo personajes que normalmente tienen poco tiempo en los filmes. The Falcon and the Winter Solder es Marvel siendo adulto; no por violencia o mal lenguaje sino por el tono serio, con una vibra a lo Captain America: The Winter Soldier pero, más mundano, más vida habitual aunque, sigue siendo una serie de superhéroes.

Meses luego de los eventos en Endgame, Sam Wilson (Anthony Mackie) trabaja contratos militares para el gobierno como el Falcón, habiendo decidido no aceptar el manto de Capitán América que le ofreció Steve Rogers. Por su lado, James “Bucky” Barnes (Sebastian Stan) enfrenta las consecuencias emocionales de haber pasado 70 años manipulado para llevar a cabo misiones letales para Hydra, perseguido por pesadillas, motivado por profunda culpa de sus pecados, a pesar de haber sido involuntarios.

La serie no pierde tiempo introduciendo nuevos enemigos, en la forma de un grupo terrorista prefiriendo el mundo luego del chasquido de Thanos, antes que todos regresaran. Pero el “bleep” tuvo otras consecuencias por encima de la alegría de todos volviendo, tal como Sam descubre cuando el negocio familiar encuentra dificultades más regulares que extraterrestres invadiendo, como conseguir un préstamo de banco y reconectar con su familia.

The Falcon and the Winter empieza con una emocionante secuencia de acción dejándonos saber que Marvel no reparó en gastar lo necesario para verse como cualquiera de sus películas. Pero el rumbo son sus protagonistas, ayudado por el enorme carisma de Mackie y Stan quienes ya están suficientemente cómodos en sus respectivos personajes para darles mayor trasfondo emocional bajo la firme dirección de Kari Skogland.

Mientras WandaVision fue completamente distinto a lo que estábamos acostumbrados de Marvel, The Falcon and the Winter Soldier es un regreso a la normalidad pero, dando más espacio para conocer las piezas del juego aparte de dos o tres líneas de dialogo y chistes; pudiendo conocer a Sam y Bucky como personas por encima del Falcon y el Soldado de Invierno. Me gustó lo que vi en este primer episodio, y estoy deseoso de ver lo que viene por las próximas cinco semanas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *