Crítica de Venom (2018): Un desastre entretenido

Crítica de Venom (2018): Un desastre entretenido

La llegada de la primera Deadpool dio un toque de aire fresco al género de superhéroes, y algunos han comenzado a aprovecharlo. Ahora llega Venom, la cual se presenta como el candidato perfecto para seguir con esta línea de la mano de Tom Hardy.

La cinta comienza con una nave estrellándose en la Tierra la cual contiene varias formas de vida alienígenas conocidas como symbiontes. Uno de estos logra escapar apoderándose del cuerpo de uno de los tripulantes de la nave. Carlton Drake (Riz Ahmed) dirige The Life Foundation, una organización de reputación dudosa que secreta e ilegalmente comienzan a utilizar estos symbiontes en humanos.

La trama es simple y no busca complicarle la existencia a nadie, con excepción de a Eddie Brock (Tom Hardy), un reportero reconocido de San Francisco que quiere destapar los escándalos de The Life Foundation. El problema es que Eddie no tenía ni idea de lo que pasaba, hasta que un simbionte (Venom) se apodera de él.

Venom es un alienígena que come cerebros humanos para alimentarse. Su larga lengua y sus afilados y extensos dientes le dan una apariencia bastante intimidante por decir lo poco. Nada puede ir mal aquí, ¿o sí?

Lamentablemente sí, aunque considero que no es tan mala como muchos críticos la han catalogado. No, Venom no es la Gatúbela de Halle Berry, tampoco es el Fant4stic 4 en cualquiera de sus versiones. Pero tampoco es la película que muchos esperaban.

Crítica Venom 2018

La cinta tiene varios problemas, algunos más llevaderos que otros. Por un lado tenemos un ritmo un tanto torpe y una introducción al personaje que titula la cinta que resulta ser demasiado larga. Luego de esa espera te topas con Venom cómico que gusta de hacer bromas con Eddie — muy al estilo de Deadpool. Nada malo con un par de chistes, pero demasiados también son un problema.

Lo único salvable de la cinta es Tom Hardy. Si bien no es su mejor actuación, es lo único que te mantiene entretenido. Venom, por su parte, es aceptable en gran parte del filme pero el director Ruben Fleischer no supo aprovecharlo. De igual manera tampoco supo aprovechar a Michelle Williams, así que puedo concluir que el mayor problema de esta cinta lo es Fleischer, quien todavía parece no enterarse quién es Venom.

Crítica Venom 2018

Afortunadamente las escenas de acción entretienen bastante, y al final del día, es lo que uno busca de este tipo de películas.

Temo que los que más decepcionados quedarás son los fans, pues seguirán con las ganas de ver al Venom que siempre han querido en pantalla.

Xavier Montalvo
Xavier Montalvo

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta.