Quantcast
Crítica de TROLLS | QiiBO

Crítica de TROLLS

Después de dos intentos, Hollywood finalmente hizo una película divertida de los Pitufos…excepto que es de los Trolls. Esos famosos juguetes de los años setenta que regresaron un rato en los noventa y se han quedado más o menos por ahí, reciben su trato fílmico de la mano de creativos expertos en hacer buenas experiencias de extrañas ideas.

Los directores Mike Mitchell (Sky High, The Spongebob Movie), y Walt Dohrm (Shrek 2, Madagascar), junto a los guionistas Jonathan Aibel (la trilogia de Kung Fu Panda), y Glenn Berger (La trilogía de Kung Fu Panda, Monsters vs Aliens) conjuraron un nuevo universo repleto de color, baile, fiesta, alegría y simpatiquísimos personajes, Aunque quienes probablemente disfruten más serán los pequeñines, el filme tiene suficiente para no aburrir los adultos.

[g1_google_ad publisher_id=”5942022766039548″ slot_id=”2088085113″ format=”rectangle”]

Los Trolls son los seres más felices del universo; les encanta abrazar, cantar, bailar, y pintar su mundo de colores. Pero toda esa placidez llama la atención de los “Bergens”, criaturas pesimistas y aborrecidas de la vida que solo pueden ser felices cuando se comen un Troll. Cuando el “Rey Peppy” (voz de Jeffrey Tambor) logra liberar su gente del árbol en que fueron apresados, consiguen un nuevo lugar escondido en el bosque. Esto sucede antes que el “Príncipe Gristle” (voz de Christopher Mintz-Plasse) de los Bergens pueda probar la felicidad de tener un Troll en el estómago.

Años después, la “Princesa Poppy” (voz de Anna Kendrick) quiere celebrar la liberación de los Trolls con “la fiesta más ruidosa, grande, y alocada que nunca se haya hecho” pero, solo hay un problema: el Troll “Branch” (voz de Justin Timberlake) se niega a celebrar cualquier cosa por miedo a hacer mucho sonido y que los Bergens se enteren. Como se pueden imaginar, eso es exactamente lo que sucede, por lo que “Poppy” y “Branch” tendrán que unirse para salvar sus amigos.

trolls-trailer3

Lo mejor que hizo TROLLS fue escoger su elenco. El carisma natural de Kendrick y Timberlake resplandece los diálogos haciendo la interacción entre sus personajes agradable y divertida. Para los fans de Shrek y Kung Fu Panda, el humor se les hará familiar, salpicado con el estilo que anda de moda con cortes de escena “flashback”.

Hay una historia secundaria que distrae más que añadir pero, también incluye algunos de los momentos más entretenidos del filme, y de todos modos es una película para niños, los cuales deberán disfrutar de la acción frenética en escena.

trolls-0-0

La música es otro logro del filme, no soy muy amante de los musicales pero, es encantador escuchar las voces de Kendirk y Timberlake cantando clásicos como “The Sound of Silence”.

TROLLS es divertida, dulce, graciosa, colorida, musical, y con un bonito mensaje sobre la importancia de disfrutar la vida sin olvidar las responsabilidades. Es un precioso rato con toda la familia del que probablemente saldrán bailando como si nadie estuviera mirando…como debe ser. ¡Inmensamente recomendada!

More Stories
Crítica de Cursed: Netflix sigue buscando su Juego de Tronos