Crítica de Kubo and the Two Strings | QiiBO QiiBO

Crítica de Kubo and the Two Strings

Hace tiempo que una película no me daba tan duro en el centro del pecho mientras me divertía. El estudio LAIKA continúa convirtiéndose en uno de las mejores fuentes modernas de historias, con Kubo and the Two Strings, la cual no solo es la mejor de esta temporada veraniega, es una de las mejores películas del año hasta el momento.

Basado ligeramente en historias del folclor japonés, Kubo es un chico de 11 años con la magia de controlar papeles, usando su shamisen, y crear historias con origami para el deleite de los habitantes de su villa. Sin embargo, Kubo nunca termina sus cuentos pues todos los días debe regresar a la cueva donde vive con su madre antes de que anochezca. Resulta que Kubo es el nieto del “Rey Luna” (Ralph Fiennes), un malvado dios del cual su madre escapó cuando Kubo era solo un recién nacido.

[g1_google_ad publisher_id=”5942022766039548″ slot_id=”2088085113″ format=”rectangle” align=”left”]

Obviamente, Kubo termina violando esa regla, lo que causa un ataque del Rey Luna. Para derrotar su enemigo, el chico tendrá que buscar las piezas de una armadura mágica con la ayuda de una Mona (Charlize Theron), y un Samurái convertido en hibrido humano/escarabajo (Matthew McConaughey).

Con todo el respeto a los demás estudios de animación, LAIKA sigue siendo clase aparte. No solo porque han elevado la técnica de “stop-motion” a niveles casi de otro mundo, sino porque son los únicos que escriben historias para niños sin ser condescendientes. Tal como hemos visto en Coraline, y ParaNorman, LAIKA no tiene problemas con empujar la línea hacia el horror en sus cuentos de forma madura y divertida. Kubo es una película para chiquillos pero, sin subestimar su inteligencia. Son lo más cercano que tiene este lado del mundo a Studio Ghibli.

Crítica de Kubo and the Two Strings

Al mismo tiempo, presenta temas que los adultos podemos ver. La madre de Kubo a veces está consciente, en otras catatónica. En la película explican que es así porque fue víctima de un accidente mientras salvaba a su hijo pero, no puedo evitar pensar que es una referencia a la adicción, esa cruel enfermedad que nos roba de tanto, incluyendo la dignidad de poderse cuidar uno mismo.

Kubo and the Two Strings también es sobre la tristeza, la perdida, y la memoria de nuestras familias que no están. El como a veces preferimos tratar de olvidar a los que se fueron para que no duela tanto, y como en ocasiones queremos convertirnos en piedra para no sentir el sufrimiento de la falta que nos hacen.

Crítica de Kubo and the Two Strings

Eso no quiere decir que esta sea una película triste, todo lo contrario. El guión de Marc Haimes y Chris Butler contiene acción, aventura, emoción, y chistes para mantenernos entretenidos de principio a fin. Sin olvidar que las composiciones de escena son espectaculares, dignas de ver en la pantalla más grande posible.

La única razón por la cual no puedo declarar a Kubo la mejor película de LAIKA es porque el desarrollo de personajes está por debajo de sus otros trabajos aunque, tampoco por mucho, y es mejor que la mayoría de lo que hemos visto este año. Es más bien que, en ese particular, lo han hecho superior en otros filmes.

Crítica de Kubo and the Two Strings

En un mundo perfecto, Kubo and the Two Strings rompería todos los records habidos y por haber de taquilla y sería una de las celebradas en la temporada de premios que se avecina. Es una de las mejores películas que he visto en bastante tiempo, y una que deberá quedarse marcada en los corazones de aquellos que la vean y aprecien su encanto, ¡mágicamente recomendada!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *