Quantcast
Hidden Figures domina la taquilla estadounidense | QiiBO

Hidden Figures domina la taquilla estadounidense

Justo a tiempo para las nominaciones al Oscar, Hidden Figures se volvió a llevar la taquilla estadounidense por segundo fin de semana consecutivo. El drama sobre derechos civiles recaudó sobre $25 millones para llevarla a un total de $59.6 millones, demostrando (una vez mas) que hay público para filmes protagonizados por mujeres y diversidad.

Rogue One ocurrirá en una galaxia muy, muy lejana pero, en esta, se llevó otros $17 millones, convirtiéndola oficialmente en la película más taquillera del 2016, y en firme camino para pasar los mil millones de dólares en dos semanas o menos.

A otros no les fue tan bien; Con un presupuesto de $125 millones Monster Trucks se estrelló recaudando solamente $14.1 millones, mientras que la Silence de Martin Scorsese solo consiguió unos $2.3 millones, habiendo costado $50 millones en hacerse. La gran sorpresa fue que Live by Night de Ben Affleck apenas ha llegado a los $5 millones, luego de tampoco conquistar la crítica como hizo con Argo.

Los números completos se tendrán para el martes o miércoles, dado que se cuenta lunes como parte de un fin de semana de cuatro días pero, no deberá cambiar mucho de lo que sabemos. Esta semana estrena xXx: Return of Xander Cage, por lo que será interesante ver si afecta el comportamiento de la taquilla al llegar junto a The Founder con Michael Keaton, y Split, lo nuevo de M. Night Shymalan.

1. Hidden Figures
$20,450,000 $54,833,100
2. La La Land
$14,500,000 $74,081,569
3. Sing $13,810,970 $233,026,490
4. Rogue One: A Star Wars Story
$13,759,000 $498,850,734
5. The Bye Bye Man
$13,378,000 $13,378,000
6. Patriots Day
$12,000,000 $12,924,082
7. Monster Trucks
$10,500,000 $10,500,000
8. Sleepless $8,468,787 $8,468,787
9. Underworld: Blood Wars
$5,815,000 $23,931,118
10. Passengers $5,625,000 $90,004,731

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Crítica de The Crown (S03): Nuevas caras Mismos Problemas