Quantcast
Transgénicos: Paranoia y falta de análisis crítico | QiiBO
Transgénicos: Paranoia y Falta de Análisis Crítico

Transgénicos: Paranoia y falta de análisis crítico

| Escrito por: Jesús G. Alvelo-Maurosa, Ph.D Candidate [@JesusAlvelo]

Transgénico no es sinónimo de alimento, ni de BT, ni de  glifosfato ni mucho menos de Monsanto. Ambientalistas y opositores de organismos genéticamente modificados, GMO por sus siglas en inglés, han asumido una postura de negación y rechazo a la tecnología transgénica sin diferenciar el uso ético y beneficioso de esta tecnología en otros sectores industriales y científicos fuera del modelo actual de las industrias agro-tóxicas. Detractores del tema han llegado al extremo de sabotear terrenos experimentales de alimentos GMO con valor nutricional añadido, incluso dañando terrenos cuyas plantas son híbridas y nada tienen que ver con la ingeniería celular asumiendo que eran terrenos experimentales de plantas GMO (1,2). La polarización en contra de la tecnología transgénica y GMO se debe a la magia del capitalismo salvaje de unas cuantas industrias agro-biotecnológicas irresponsables que, utilizando su poder político y económico, se han dedicado a lucrarse abusando de gobiernos y agricultores (3). El problema no es la ciencia, sino la variante y la implementación de esta tecnología por parte de estas multinacionales.

Una mayoría de los opositores de los alimentos producidos por la ingeniería celular andan obsesivamente compulsivos asociando y acusando todo lo que diga GMO y transgénicos con Monsanto. Andan, desde las calles hasta en los artículos de prensa, neuróticos hablando de decirle no a los transgénicos sin especificar la diferencia de un alimento transgénico y un producto transgénico medicinal. En Puerto Rico ahora andan con una esquizofrenia de poner rótulos a artículos alimenticios que contengan GMO sin proponer hacer estudios para validar la seguridad de estos alimentos. Si bien es cierto que los alimentos GMO deben ser rotulados, deben tener rótulos específicos dependiendo del tipo de GMO: un alimento biofortificado vs un alimento resistente a sequía. Artículos, reportajes y entrevistas a favor y en contra de los GMO’s solamente han contribuido a exacerbar el problema y han fracasado en explicar el punto importante de este tema: cada uso y aplicación de los GMO’s y transgénicos tiene sus ventajas, desventajas y beneficios.  Este artículo es escrito con la intención de definir lo que es un transgénico, lo que es un GMO, separar el mantra que todo transgénico o GMO es de Monsanto y explicar cómo la tecnología transgénica tiene sus beneficios, dentro y fuera de los alimentos genéticamente modificados.

GMO vs Transgénico

Un GMO es un organismo cuyo material genético fue modificado mediante la ingeniería celular y un transgénico es un organismo genéticamente modificado cuyo  gen de otro organismo es transferido a ese organismo. Es decir todo organismo transgénico es un GMO pero no todo GMO es un transgénico. Por ejemplo, las modificaciones del gen de un organismo pueden ser por cosas tan simples como el editar un aminoácido para que una proteína deje de funcionar o para mejorarla. Un ejemplo clásico es causar mutaciones en genes en ratones para causar los efectos de cáncer y establecer estudios con posibles nuevos tratamientos. En un estudio hecho por Harvard Medical School, investigadores modificaron en el gen KRAS, y otros, en ratones para establecer estudios clínicos simultáneos y probar la eficacia de quimioterapias para tratar cáncer de pulmón (4). Otra variante de la implementación de los GMO ha sido implementada por microbiólogos utilizando la ingeniería metabólica para aumentar la producción de bioetanol como combustible para automóviles utilizando algunas bacterias. En el 2008, investigadores Darthmouth College, junto con la compañía Mascoma, lograron modificar parte del metabolismo de glicólisis del microorganismo Thermoanaerobacterium saccharolyticum y lograron producir 72 veces más etanol que la T. saccharolyticum normal. (5). El mismo grupo también logró modificar una sección del gen de la deshidrogenasa de etanol del microorganismo Clostridium thermocellum. Esto ha ayudado mejorar la tolerancia de C. thermocellum en la presencia de etanol y poder producir más etanol (6).

Los transgénicos han sido bastante útiles para generar distintos productos médicos en masa. Un producto transgénico que algunas personas utilizan y desconocen es la insulina. Para el 1978 científicos de la compañía Genentech insertaron genes humanos de insulina A y B en la bacteria Escherichia coli y lograron sintetizar insulina humana (7). Esto causó una revolución médica para pacientes diabéticos dependientes a insulina ya que el antiguo proceso requería extraer y purificar insulina de páncreas de vacas o cerdos y causaba reacciones alérgicas en personas. Con la generación de insulina utilizando E. coli se redujo el costo de la misma y se aumentó el rendimiento de la producción. Aun así existen casos de personas que tienen reacciones alérgicas a la insulina GMO y requieren insulina de animales. Para el 2012 la diabetes fue la tercera causa de muerte en Puerto Rico y 16.4% de la población sufre de esta enfermedad, según datos del Departamento de Salud de Puerto Rico.  Si asumimos que la mitad de esas personas dependen de la insulina para tratar la diabetes, unas 295,000 personas en Puerto Rico se benefician directamente del producto de la tecnología transgénica.

Otro ejemplo de producción de medicamentos utilizando la ingeniería celular es la producción del medicamento Elelyso generado por científicos israelíes en la compañía Protalix Biotherapeutics. Los científicos lograron generar este medicamento utilizando células de zanahoria para tratar a los pacientes con el desorden genético Gaucher (8). Estos pacientes tienen una deficiencia de la enzima glucocereborsidasa y permite una acumulación de moléculas grasas en los pulmones, cerebro, médula ósea e hígado. La acumulación de moléculas grasas en distintas partes del cuerpo puede causar fallo en el hígado, fatiga en el esqueleto e perjudicar los en los riñones y pulmones.  La producción de Elelyso utilizando células de  zanahoria va ayudar a prevenir escases del medicamento, y disminuir el costo a un 25% comparando los otros medicamentos en el mercado. La levadura es un ingrediente que se utiliza para hacer pan, vino, ron, cerveza y otros deleites.Pero también Saccharomyces cerevisiae y otros hongos han sido excelentes modelos genéticos para generar múltiples productos utilizando la ingeniería celular mediante transgénicos: antígenos para generar la vacuna de hepatitis B, bioetanol como combustible alterno para carros, biodiesel como combustible para aviones, artemisina (precursor para una droga de malaria), y pan con vitamina A (9-13).

Transgénicos: Paranoia y Falta de Análisis Crítico

Alimentos Genéticamente Modificados

Gran parte del modelo presente de los alimentos genéticamente modificados por parte de las industrias agro-biotecnológicas es el uso plantas transgénicas que sean tolerantes a herbicidas y resistentes a plagas de insectos (14) La aplicación de este modelo ha sido arduamente criticado por su incapacidad de reducir la hambruna, falta de transparencia en la seguridad de los alimentos, pésima prevención de transferencia de genes transgénicos a la naturaleza, su impacto en la producción de malas hierbas resistentes a herbicidas y ni hablar de las influenzas de estas compañías en algunas esferas gubernamentales y universidades en distintos países. Esta combinación de factores negativos ha manchado la imagen de la tecnología transgénica y ha puesto en una posición delicada a científicos que producen esta tecnología. Si bien es cierto que el modelo de alimentos GMO’s presentes de la mayoría de las industrias agro-biotecnológicas es abusivo por su falta de transparencia, esto no implica que el concepto de alimentos GMO ha fracasado.

Algunos agricultores han tenido que recurrir al uso de la ingeniería celular para salvar sus cultivos, como lo es el caso del estado de la Florida con las chinas (15). Las chinas en Florida han estado sucumbiendo ante la enfermedad “citrus greening” también conocida  como Huanglongbing (HLB) y actualmente no existe cura para esta enfermedad. Para reducir la velocidad de transmisión de esta enfermedad, los agricultores han recurrido a cortar y quemar sus cultivos en una movida que les ha causado millones de dólares en pérdidas. Ante varios intentos de lograr una cepa de planta que pueda ser resistente a HLB, un científico logró trasplantar el gen de una proteína de espinaca que ataca a bacterias que invaden a las plantas. Resultados preliminares han indicado que esta planta de china GMO es resistente a HLB y que altas cantidades de esta proteína no causan efectos negativos a abejas ni a ratones. Ciertamente deben realizar experimentos con humanos para despejar toda duda de la seguridad del alimento. Pero la batalla más grande que los agricultores van a tener que enfrentar es el Monsanto Effect: tratar de explicar a la población que su producto no es como los de Monsanto y que es seguro.

Las antocianinas son un tipo de pigmento que se encuentran en algunas plantas como en arándano y en las moras que tiene propiedades anti-inflamatorias, anti-cancerígenas, ayudan controlar la diabetes, mejorar la visión y prevenir enfermedades cardiovasculares (16). El recomendado consumo promedio de antocianinas es de 180 a 215 mg/d pero los estimados, dependiendo del país, llegan de 12.5 mg/d hasta 64.9 mg/d, muy por debajo de lo recomendado (17,18). Un grupo de científicos de Inglaterra crearon un tomate transgénico que contiene 2.83 mg de antocianina por gramo de tomate (19). Es decir,  ya con una cuarta libra de tomate transgénico contiene 320.9 mg de antocianina, mucho más de lo recomendado. Para identificar la efectividad de este nuevo tomate, los investigadores estudiaron el efecto de una dieta del tomate GMO y un tomate normal en ratones con cáncer. La vida de ratones con cáncer que consumieron una dieta regular suplementada con un 10% del tomate transgénico se extendió significativamente mucho más, 50 días más, en comparación con ratones que tuvieron una dieta suplementada con un 10%  tomate regular o una dieta regular sin tomates. Este experimento demostró que un alimento transgénico sí tiene un impacto positivo en la calidad de vida de un animal y es posible que lo mismo ocurra en los humanos.

GMOs y Orgánicos: Alianza Inimaginable

Tenemos un problema bastante complicado que se agrava cada año que pasa, y es que el calentamiento global va, sigilosamente, modificando las temperaturas y los niveles de agua en el planeta creando un panorama bastante crudo en las futuras generaciones. Se espera que para el 2050, con un aumento de población global de 7 billones a 9 billones y el alza en la temperatura global de 2oC, un 20% de la población puede sufrir severas limitaciones de acceso de agua (20). Esto a su vez va a complicar la producción de alimentos ya que el 70% del agua utilizada hoy día se va en la agricultura. Es aquí donde plantas transgénicas resistentes a sequias y la agricultura orgánica pueden trabajar junto para atacar este problema (21). Y es que a pesar que la producción de alimentos por vía de agricultura orgánica es inferior a la producción de alimentos en la agricultura convencional, la preparación del terreno en la agricultura orgánica retiene y filtra mejor el agua que la agricultura convencional y tiene mayor rendimiento de alimentos en época de sequias y de inundaciones (22). Claro, la agricultura ecológica y el uso de plantas transgénicas solamente no va a salvar a la humanidad, ni ahora ni en dentro de 50 años. Un buen uso de invernaderos que sean sustentables y eficientes manejando energía, agua y temperatura serán necesarios como también viveros de peces, granjas modificadas para resistir los cambios de temperaturas además de un buen sistema de reciclaje de aguas usadas.

Los productos de los transgénicos y GMO’s exclusivamente no van a resolver los problemas de la humanidad. Un paciente diabético no solamente se va a curar con la insulina, el paciente también tiene que modificar su dieta, hacer ejercicios para llevar una vida saludable y quizás utilizar metformina en vez de insulina. El uso de bioetanol en los carros funciona si se modifican algunos componentes automovilísticos, y su uso en lugares con temperatura baja no es eficiente. Ni la agricultura orgánica, ni industrial ni la transgénica han resuelto el problema de la hambruna, pero no por falta de comida ni de modelos, sino por falta de implementación de política pública a nivel global. Arroz, tomates y otros alimentos GMOs con valor nutritivo aumentados están sirviendo su rol dentro de las distintas sociedades globales dependiendo de sus problemas (23). Un país subdesarrollado puede utilizar arroz con vitamina A añadida, junto con programas de agricultura, educación, logística e infraestructura para atacar problemas de desnutrición.

La polarización del tema de los transgénicos se ha salido fuera proporciones: las posturas de extrema izquierda generalizando los GMOs por igual, destruyendo campos experimentales de GMOs y vendiendo sus modelos agroecológicos como la única salvación es igual de reprochable que las posturas de extrema derecha de algunas multinacionales que utilizan su poder político-económico para empujar un modelo transgénico agro-industrial como la mejor opción de todas. Este extremo puede llevar a la sociedad en general a  tomar decisiones incorrectas similares como las personas que han decidido no vacunarse gracias a una publicación plagada de falsa información. No podemos dejar a los pacientes diabéticos sin su insulina, no podemos dejar a los niños y jóvenes si sus vacunas contra la Hepatitis B y tampoco podemos dejar de modificar genes para seguir estudiando los distintos tipos de cáncer. Día a día los científicos nos inclinamos a utilizar el elemento de lógica y razón para seguir catalizando conocimientos de la ciencia. Producimos tecnología y ayudamos progresar las sociedades sin distinción de clase social, ni raza, ni religión, ni sexualidad. Este trabajo consume una harta cantidad de recurso humano, tiempo y dinero para que sea descartado por falta de objetividad y seriedad en algunos temas. Ya sufrimos el pecado de la ignorancia de las personas que deciden no vacunar a sus niños, poniendo en riesgo años de ardua labor científica y médica. La tecnología transgénica no es perfecta pero ha servido, y seguirá sirviendo para resolver muchos de los problemas de la sociedad. Descartar el uso de esta tecnología es dar un paso medieval. Si los opositores de la tecnología transgénica no quieren utilizarla, que no la usen. La selección natural de Darwin se encargará de ellos.

| Referencias:

  1. Ruitenberg R (2014) French Rapeseed Destroyed as Mutated-Crop Trials Targeted.  (Bloomberg)
  2. Harmon A (2014) Golden Rice: Lifesaver?  (New York Times, http://www.nytimes.com/2013/08/25/sunday-review/golden-rice-lifesaver.html).
  3. Mercado EM (2013) El dinero público subsidia a Monsanto.  (Centro Periodismo Investigativo)
  4. Chen Z, et al. (2012) A murine lung cancer co-clinical trial identifies genetic modifiers of therapeutic response. Nature 483(7391):613-617.
  5. Shaw AJ, et al. (2008) Metabolic engineering of a thermophilic bacterium to produce ethanol at high yield. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 105(37):13769-13774.
  6. Brown SD, et al. (2011) Mutant alcohol dehydrogenase leads to improved ethanol tolerance in Clostridium thermocellum. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 108(33):13752-13757.
  7. Goeddel DV, et al. (1979) Expression in Escherichia coli of chemically synthesized genes for human insulin. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 76(1):106-110.
  8. Maxmen A (2012) First plant-made drug on the market.  (Nature)
  9. Ro DK, et al. (2006) Production of the antimalarial drug precursor artemisinic acid in engineered yeast. Nature 440(7086):940-943.
  10. Tanimura A, et al. (2014) Cryptococcus terricola is a promising oleaginous yeast for biodiesel production from starch through consolidated bioprocessing. Scientific reports 4:4776.
  11. Valenzuela P, Medina A, Rutter WJ, Ammerer G, & Hall BD (1982) Synthesis and assembly of hepatitis B virus surface antigen particles in yeast. Nature 298(5872):347-350.
  12. Wei N, Quarterman J, Kim SR, Cate JH, & Jin YS (2013) Enhanced biofuel production through coupled acetic acid and xylose consumption by engineered yeast. Nature communications 4:2580.
  13. Gray N (2011) Researchers develop GM yeast to produce vitamins in bread.  (Nutra Ingredients)
  14. Leyser O (2014) Moving beyond the GM Debate. PLoS biology 12(6):e1001887.
  15. Harmon A (2013) A Race to Save the Orange by Altering Its DNA.  (The New York Times)
  16. He J & Giusti MM (2010) Anthocyanins: natural colorants with health-promoting properties. Annual review of food science and technology 1:163-187.
  17. Elisa Pojer FM, Dan Johnson,Creina S. Stockley (2013) The Case for Anthocyanin Consumption to Promote Human Health: A Review. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety 12(5):483-508.
  18. Wallace TC (2011) Anthocyanins in cardiovascular disease. Advances in nutrition 2(1):1-7.
  19. Butelli E, et al. (2008) Enrichment of tomato fruit with health-promoting anthocyanins by expression of select transcription factors. Nature biotechnology 26(11):1301-1308.
  20. Schiermeier Q (2014) The parched planet: water on tap. Nature 509(7505):326-328.
  21. Vargas-Parada L (2014) GM maize splits Mexico.  (Nature)
  22. Seufert V, Ramankutty N, & Foley JA (2012) Comparing the yields of organic and conventional agriculture. Nature 485(7397):229-232.
  23. Tang G, Qin J, Dolnikowski GG, Russell RM, & Grusak MA (2009) Golden Rice is an effective source of vitamin A. The American journal of clinical nutrition 89(6):1776-1783.

[adrotate banner=’1′]