Quantcast
La Educación y la Perspectiva de Género en Puerto Rico ¡Ya es Hora! | QiiBO
Educación sobre la perspectiva de género en Puerto Rico

La Educación y la Perspectiva de Género en Puerto Rico ¡Ya es Hora!

En un país de avanzada, este tópico sería una afrenta, puesto que ya está incluido desde la barriga. Lamentablemente en mi isla, si esta misma donde todavía llamamos “tetilocas” a las madres que creen en una lactancia libre y sin tapujos; “maricones” a los homosexuales y le decimos a los varones que no jueguen con muñecas porque eso son “paterías”, vemos como grupos llaman a la revolución cibernética para evitar que el tema se toque en las escuelas.

Por un lado tenemos a los que se aferran a la Biblia (un texto que data del Siglo III A.C.) y llaman herejía a todo lo que vaya en contra de los preceptos plasmados en un libro cuya última gran revisión vino en el 1960. La versión Reina-Valera 1960 es una de las más utilizadas hoy en día en las iglesias protestantes, no católicas. Hay que tener claro que la Biblia es considerada el libro más vendido en la historia. Esos mismos hermanos son los que idolatran a los mercaderes de la fe y el odio. Y no piense usted que este escrito está hecho por un ateo o agnóstico; soy creyente y miembro de una iglesia bautista. Pero el hecho de ser creyente no me convierte en hereje, autómata ni ciego ante los cambios en el mundo. Cuando se nace en un época en donde el miedo a la Tercera Guerra Mundial era inminente; la crisis del petróleo que llevó a la proliferación de los autos compactos; escaramuzas, guerrillas y guerras como la del Golfo se vivieron en directo, sabes que hay que evolucionar. Por lo mismo, y luego de haber leído la Biblia en su totalidad, es que he podido aprender a utilizarla como una guía de referencia y no como libro de instrucciones. Tienen permiso para que me flagelen o me quemen en la hoguera por hereje.

Recientemente y en una movida empujada por la Sociedad Civil, el Departamento de Educación y como resultado del propuesto Proyecto del Senado 793, ha tenido que aceptar que ya es hora de dejar aquellos libros que usamos desde la escuela elemental y que pasaron por las manos de nuestros hermanos y hasta de nuestros propios hijos. Aquellos en los que aprendimos lo que era una “familia normal” bajo los estándares de una época. Donde papá salía a trabajar y mamá se quedaba en la casa como toda una “señora del hogar”. Cuando papá llegaba, ya la comida estaba servida y la familia se sentaba junta a comer. Esos tiempos quedaron hace tiempo en los libros. Ahora en la mayoría de los casos, ya papá no está en la casa y mamá tiene que salir a trabajar. ¿Y qué se hace en ese caso? Pues lo que hemos hecho muchos; participar activamente en las tareas del hogar. Los varones pueden recoger su cuarto, barrer, mapear y por qué no, cocinar.  Los más famosos chefs son varones. Las niñas pueden recortar la grama, lavar el carro y pintar la casa.  Aquí quien menos puja, puja una lombriz decía mi abuela. Todos tenemos que sacar los prejuicios de nuestra mente; prejuicios que solo llevan al odio entre hermanos (de sangre, fe, nacionalidad) 

¿Por qué es necesaria la perspectiva de género en la educación? Sencillo, porque en el Siglo XXI ya nadie es propiedad de nadie. Porque un hombre no es dueño de su pareja, y el tener la misma no le da permiso a hacer lo que le venga en gana con ella o él (según sea el caso). Porque los roles del hogar no tienen sexo al igual que los trabajos. Es necesaria para que los encargados de la ley y el orden dejen de culpar a una mujer de ser violada o golpeada por su pareja; de ser atropellada y abandonada en plena vía pública.  Es necesaria para que los fiscales radiquen los casos de agresión a homosexuales como crímenes de odio.  La perspectiva de género puede más que los prejuicios internalizados por años de indoctrinación religiosa, política y social.

A mis hermanos católicos, protestantes y fundamentalistas les pido que basen su mensaje en el Jesús del Nuevo Testamento; aquel que basó su vida en amor y vivió y murió de préstamos, ya que nació en un pesebre prestado en Belén, Entró como rey de los judíos en un pollino prestado; instituyó la Cena del Señor en un aposento prestado y cuando murió en la cruz, fue enterrado en una tumba que pertenecía a José de Arimatea. Jesús nos enseñó a amar a todos por igual sin asteriscos ni excepciones.  Dejemos de llamar al Dios del Antiguo Testamento, aquel cuya ira hacía desaparecer pueblos, naciones e imperios y convertía en piedra al que mirara hacia atrás..

¿Cómo usted se sentiría si fuera uno de los suyos víctima de un crimen de odio? Evolucionemos como sociedad, cinco siglos de colonización e indoctrinación son más que suficientes para aprender a ser mejores. No olvidemos que nuestros actos presentes afectarán una generación futura. ¿Qué será de Puerto Rico con acciones discriminatorias como ésta? Ya esta bueno de andar como el perro con el rabo entre las patas. 

Según la plataforma de gobierno del Partido Popular Democrático “Restableceremos la política pública educativa de Perspectiva de Género, derogada por la Administración Fortuño en su primer mes de gobierno. El currículo educativo tiene que evitar los estereotipos y promover la aceptación de la diversidad que nos caracteriza hoy como puertorriqueñas y puertorriqueños”.  Pero con la bipolaridad que caracteriza a nuestros políticos, el ahora gobernador, al parecer está dando vueltas al asunto, cual lechón que se cocina en la vara. Exijamos una política pública clara sobre la perspectiva de género tanto en nuestras escuelas, como en las agencias de gobierno.

Ahora veremos como la educación con perspectiva de género pasará a un segundo plano gracias al IVA y la Reforma Contributiva, mientras algunos piden por las redes sociales que cambien su avatar en repudio a la perspectiva de género, pero no cambia el de ella; los oficiales de la policía siguen cuestionando el qué hacía una mujer caminando sola de noche por la calle y no indagando el por qué el que la dejó arrollada se dio a la fuga.

| Escrito por: José D. Coriano García (@ZeUgly) para QiiBO

[adrotate banner=”1″]