Columna: Vete de Puerto Rico, aquí no hay nada para ti

Columna: Vete de Puerto Rico, aquí no hay nada para ti

| Nota: La columna a continuación ha levantado un sinnúmero de reacciones (a favor y en contra). Como espacio de discusión en QiiBO hemos publicado una segunda columna de un autor invitado que reacción a esta: Vete de Puerto Rico, o quédate aquí.

Te hablo a ti, joven talentoso, inteligente, con ganas de trabajar, tener éxito y alcanzar tus sueños. Aquí no hay nada para ti. Claro, a menos que tengas familia, amigos, conocidos o una buena pala que te acomode. Eso no tiene tanto de malo como dicen, si tienes quien te ayude o te dé la oportunidad, aprovecha y desarrolla tu futuro. Pero, si eres de la mayoría que no tiene a nadie, aprovecha tus mejores años y atrévete, aventúrate donde tengas mejor oportunidad. Aquí no es.

Ya es tarde para mí; al igual que tantos puertorriqueños, caí en la trampa de la comodidad, del conformismo. Caí en la trampa del consumismo y endeudé mi futuro. Pero tú, joven comenzando a vivir, aprovecha y arranca. No mires atrás, los primeros días, semanas, meses son los más difíciles, al final te vas a adaptar, te vas a superar.

Sprint (Desktop / Tablet 300×250)

Te quisiera decir que esto va a mejorar pero para qué engañarnos, es mentira. Puerto Rico no va a mejorar, no va a salir adelante. Los verdaderos cambios empiezan por la gente y aquí nadie quiere cambiar, o al menos, no realmente. Aquí los boricuas quieren seguir con los mismos que nos metieron en esto. ¿No me crees? Velo por ti mismo: el archipiélago de sol y arena quiere votar por la misma gente de siempre, o defender a los mismos de siempre. No te miento, búscalo por ti mismo y verás las fábricas, agencias, tiendas y canales cerrando. Este es el país donde protestar es de ridículos, donde se le llama terroristas a los estudiantes, donde se hace fila por horas para comprar, progreso. No desperdicies tu potencial al sueldo mínimo. Vete.

¿Quieres quedarte para echar a Puerto Rico para adelante? Admiro tu nobleza pero no puedo ser egoísta, no te puedo dar las gracias y pedir que te quedes. Puerto Rico no es un auto estancado en el lodo que necesite un empujón, es un desastre hundiéndose en el océano de la mediocridad y la apatía. Ya he vivido suficiente en este lugar para saber que no te lo van a agradecer. En persona sí, en colectivo no. Este es el país donde la mayoría se está babeando porque regrese el chismoso con su estúpida muñeca, donde vemos las mismas caras en la televisión y las mismas voces en la radio. Aquí la gente no quiere cambio, quieren lo mismo, siempre y cuando haya bono de navidad, viernes negro y una caja de donas gratis.

Este es el país donde la modelo con tetas y nalgas de embuste le roba portadas a la Nobel de la paz. Donde los políticos compran votos futuros con ayunos y oraciones en vez de trabajo duro y responsabilidad. ¿Lo ves? La constitución no vale nada hasta que las cortes lo digan y cuidado. Este es el país donde al progreso social se le llama “pecado” y la tradición pesa más que los derechos civiles. En este canto de tierra, los nuevos talentos no surgen de la televisión ni los periódicos, surgen de las redes sociales y de YouTube porque no hay espacio para todos. Imagínate, que los nuevos líderes intelectuales son una vampi de Lajas, y los “troles” de Facebook y Twitter. Aquí la pauta se consigue basado en cuanto chisme se pueda decir de ti.

Es cierto, otros lugares son igual o hasta peor. Eso no significa nada, siempre ha sido así. Busca, investiga; quizás es en algunos de esos países de latinoamérica donde la económia sigue subiendo. ¿Te acuerdas cuando nos decían que en esos países solo había pobreza? Qué risa. Quizás es para uno de los estados en el norte, uno de esos donde las cosas están malas pero mucho mejor que aquí. A veces es mejor ser una estadística triunfante que el que tu potencial se convierta en mártir.

No te preocupes por tu país, a lo mejor, no te prometo nada pero, quién sabe si cuando nos veamos solos en las casas y con las calles vacías por miedo a salir y ser asaltados o asesinados, despertemos. Probablemente no, somos tercos.

Esta es la parte donde me toca decirte cómo podemos mejorar pero no voy a perder mi tiempo. Mejores personas que yo, más inteligentes, se han quedado sin voz diciendo lo que debemos hacer y nadie los ha escuchado. Es más, hasta se burlan.

No pierdas más tiempo, busca tus sueños, tu mejor vida. Diles a todos tus amigos. Váyanse de Puerto Rico.

El George

Cuando descubrí que recuerdo mejor el título de una película que los nombres de mis amigos y familia, entendí que era un geek. Soy tan "cool" y "original" que el handle de mi cuenta en Twitter es @ElGeorgeRiveraR