20 años del iMac, el comienzo de la nueva Apple

20 años del iMac, el comienzo de la nueva Apple

Feliz 20 aniversario, iMac 🎉  ¿Quién tuvo una de estas?

Para muchos, el iPod fue el producto que resucitó a Apple de lo que era una quiebra seguro. Sin embargo, para mi no tan solo fue el iPod, sino la primera iMac (1998). Esta computadora fue pensada para introducir al Mac a la era del internet (por eso la “i” al principio del nombre). Sus ventas no fueron astronómicas como fueron las del iPod, pero ayudó en gran medida a que muchos volvieran fijarse en Apple como una marca que se reinventaba en aquel entonces para hacerse más cool y dejar en segundo plano su lado más serio y profesional. Más aún, el iPod hoy día ya no existe y el iMac lleva 8 generaciones.

Para el 1999, Apple vio como sus ganancias se triplican en el primer trimestre de ese año, un brinco que se dio gracias al iMac. Como dato curioso, esta belleza fue lanzada en 13 colores: Blueberry, Grape, Graphite, Indigo, Lime, Sage, Strawberry, Ruby, Snow, Tangerine, Blue Dalmatian, Flower Power y el clásico y más recordado Bondi Blue (en la imagen).

Por increíble que parezcan, sus especificaciones para aquel entonces eran bastante buenas para ser una computadora pensada para navegar el internet y trabajo liviano. No obstante, hoy día nos damos cuenta de cuanto ha avanzado la tecnología en este aspecto. Aquí sus specs y precios:

El primer iMac se vendió por $ 1,299 en su lanzamiento, y venía equipado con un procesador PowerPC 750 G3 de 233 a 700MHz, 128GB de almacenamiento, un CRT de 15 pulgadas, una unidad de CD-ROM y una tarjeta gráfica ATI, componentes que no suena impresionante hoy en día, pero está hecho para una máquina potente y bien redondeada, que, en combinación con el diseño, hizo del iMac un best seller.

Por cierto, yo aún conservo mi iMac (Bondi Blue). También fue mi primera computadora y mi entrada al mundo de Apple.

Xavier Montalvo
Xavier Montalvo

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta.