iEnvidia

iEnvidia

Fue más o menos como para el 2003 que tuve mi primer casi-casi “smartphone”, un Nokia 3650. Recuerdo que tenía más funciones que la gran mayoría de lo que había disponible en aquel entonces. Duró conmigo hasta que murió. Increíble aquel celular, ordinario como él sólo, pero increíble al fin.

Mientras la gran mayoría de celulares en aquellos días apenas traían juegos como Snake, este raro aparatito móvil tenía mucho para dar:  juegos, agenda, reproductor de MP3s, etc. Hoy día, todo esto ha cambiado, y podemos encontrar celulares parecidos y con funciones similares y hasta mejores. Parece increíble todo lo que podemos hacer con un celular: leer emails, navegar el Internet, juegos con gráficas alucinantes, música, películas, etc, etc, etc.

Sprint (Desktop / Tablet 300×250)

No hace muchos años atrás, los celulares competían por características específicas, algunos hasta lograban posicionarse como el más finito o el más pequeño. Cada celular tenía un “target” al que iba dirigido. Hoy día, esto ha cambiado un poco, o más bien bastante, especialmente en el sector de los “smartphones”. Estas diferencias ya no son tan comunes y cada día parece que sólo siguen un mismo fin, convertirse en el primer “iPhone Killer”.

iPhone Killer

A que me refiero con “iPhone Killer”, creo que muchos deben tener una idea, pero es sencillo. Antes del iPhone existían celulares muy capaces, con grandes funciones música, Internet, juegos, etc. Sin embargo, ninguno lo hacía ni medianamente bien como lo ha logrado hacer el teléfono de la manzana. Ninguno. Con excepción de Blackberry que en emails, no le ponen un pie alfrente. De ahí en adelante, ninguno era excelente.

De repente todos quieren tumbar al iPhone, o al menos, parecerse a él; de repente todos quieren robar un poco de ese brillo.  Samsung, Microsoft, Palm, Blackberry, HTC, Motorola… todos con más experiencia en el mercado de celulares que Apple, ¿y entonces? ¿Por qué se ahora quieren hacer un “whatever killer” y no lanzaron ellos primero su “iPhone”.

Antes de junio 29 del 2007, todos los celulares eran más o menos aceptables. Muy pocos celulares tenían pantallas grandes y buena resolución, no habían juegos alucinantes, la navegación por Internet ni siquiera era buena. Aún así, estabamos “conformes” con lo que las compañías ofrecián. Recuerdo, que en aquellos días, todos se preocupaban por tener una “bolita” o fascímil razonable para accesar las funciones en la pantalla, nadie (hasta hace dos años y medio) se atrevió a dar el paso e incorporar pantallas táctiles. (C- para Palm que al menos pensó en esto, B por su implementación).

Sistemas operativos

Otro punto muy importante y en la cual muchas compañías parecen estar interesados hoy día es el sistema operativo [OS]. En mi vida he tenido SymbianWindows MobilePalm, genéricos y todos se quedan cortos a lo que el iOS o Android ofrecen. Windows Mobile está por sacar su versión 6.5 y es todo un dolor de cabeza, una pesadilla de sistema operativo móvil. Lamentable. Ahora, Windows Phone promete ser otra cosa. Habrá que ver.

Se repite la historia

Cuando Apple sacó al mercado en el 2001 su reproductor de MP3s, iPod, ninguna marca se había establecido como líder en ese sector. Apple logró sacar un producto bueno que llamó la atención de los consumidores y luego todos salieron a tratar de imitarlo o ganarle en funciones. Esto actualmente está volviendo a repetirse con el iPhone. Es casi imposible encontrarse con celulares que no tengan mejores funciones o mayor potencia que el teléfono de la manzana. Cámaras de 5 megapixeles o superior, procesadores más rápidos, pantallas con mejor resolución, radio, etc. Aún así las compañías no logran destronar al iPhone. No se dan cuenta que están jugando el juego de Apple, no se trata del más potente, el más MÁS, se trata de darle a los usuarios una “experiencia” . Cuando las compañías logren entender esto, podrán competir de tú a tú con el “Jesus phone”.

El único sistema que logrará parar el crecimiento del iPhone será Android. Esto no quiere decir que Android sea superior que el iPhone, realmente, no creo que un sistema sea superior que otro. Ambos ofrecen lo mismo a su manera. Android es muy práctico y posee ventajas sobre los demás, los servicios de Google. Por su parte el iPhone ofrece una variedad de servicios y aplicaciones increíbles y de una calidad superior a los otros sistemas. Ahora bien, las estrategias de ambos son muy distintas, mientras la compañía de la manzana mantiene un control casi hermético sobre sus productos, Google ofrece su sistema operativo a cualquier fabricante que quiera unirse.

Antes de decirme en los comentarios que soy un fanboy pregúntate ¿dónde estuviéramos si el iPhone aún no existiera? ¿Tendríamos una experiencia tan buena con nuestros celulares? ¿Tendríamos juegos con las graficas que hay hoy día? o ¿seguiríamos conformándonos con cosas mediocres? o mejor y más interesante, ¿qué pasaría si Apple abriera su sistema a otros fabricantes?

Speak your miind.

xaviimon

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta.