Razer promueve la inmersión táctil en videojuegos con Hypersense

Razer se ha caracterizado en los últimos años por destacarse en dispositivos que son buenos para los más “gamers”. En su presentación en el CES 2019, no iban a ser la excepción en ese campo. Es por eso que presentaron una nueva forma de sensación de juego, al cual llamaron Razer Hypersense.

Este último es un ecosistema de dispositivos de juego táctiles, diseñado para ofrecer una experiencia al usuario de alta fidelidad.

El cofundador y CEO de Razer, Min-Liang Tan expresó que “podremos sentir lo que vemos y escuchamos cuando jugamos, percibir el siseo del fuego enemigo o vibrar con el sonoro gruñido de un monstruo. Al igual que con Razer Chroma, donde hemos demostrado el poder de un sistema de iluminación que se conecta los dispositivos de juego, Razer Hypersense sincroniza los dispositivos que cuentan con motores hápticos de alta fidelidad para sumergirse aún mejor en los juegos”.

El sistema funciona con la posición de cada dispositivo con una configuración de juego PC tradicional para brindar una respuesta táctil de 360 grados. Esto cuenta con tecnologías hápticas son desarrolladas por Lofelt, SUBPAC y otras marcas.

Hypersense activa dispositivos de forma inteligente a fin de brindar respuestas de alta fidelidad, con el audio de posicionamiento o señales acústicas específicas. Por ejemplo, el golpe de un martillo o el lanzamiento de un cohete. La idea es brindar una experiencia envolvente.

Uno de los ejemplos que brinda Razer es la configuración que incluye, Nari Ultimate (auriculares) que cuenta con HyperSense, un mouse (ratón) y apoyo para las muñecas con tecnología háptica. (Tal como aparecen el vídeo).

Al momento no se conocen detalles de disponibilidad, pero se espera que en algún momento del año aparezcan para el público en general.

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
iPhone X
iOS 13 resolvería en parte un conocido dilema de FaceTime