Quantcast
Teléfonos plegables: “The Next Big Thing” en smartphones no termina de convencer del todo | QiiBO
Samsung Galaxy Fold
Samsung Galaxy Fold

Teléfonos plegables: “The Next Big Thing” en smartphones no termina de convencer del todo

Ya hemos visto las propuestas de dos de los fabricantes de smartphone más grandes del mundo: Galaxy Fold de Samsung y el Huawei Mate X. Dos ideas similares pero implementadas de maneras mixtas y resultados muy diferentes. Sin embargo, a pocos meses de que llegue al mercado el primero de estos dos, nos encontramos con una idea que no está del todo planchada.

No tengo la menor duda de que los teléfonos plegables son el futuro. Lo que no estoy del todo claro es si es un futuro inmediato o a largo plazo. Dejando a un lado a Royole y su absurdo FlexPai, el Galaxy Fold y Mate X son propuestas muy interesantes que buscan romper con las formas y usos tradicionales de los smartphones. Al fin y al cabo hablamos de poder tener dos dispositivos en uno, teléfono y tablet.

Dejando a un lado su alto precio (era obvio de que estos dispositivos no serían baratos en un principio), mi mayor preocupación es su implemetación y enfoque. En sus respectivas presentaciones, ambos me parecieron productos muy bien pensados y acabados, pero con el pasar de los días, comienzan a salirles las arrugas. Vayamos por parte.

Para Samsung, su idea de teléfono plegable es que doble como un libro, protegiendo la pantalla plegable en el interior al estar cerrado. En la parte de afuera, el Galaxy Fold añade una segunda pantalla de 4.6” en un formato sumamente delgado y pequeño. Por su parte, Huawei con su Mate X propone que la pantalla quede siempre expuesta, doblando sobre o por fuera del dorso.

En general el diseño de Huawei está mucho mejor resuelto. No solo lo digo yo, tan solo hay que recorrer por los diferentes medios en internet y prácticamente todos concuerdan en esto. El porqué es muy simple, Huawei nos ha presentado un dispositivo que luce como uno de estos tiempos, mientras que Samsung nos dio un producto que pareciera unir dos teléfonos por la mitad. Su grosor es sumamente grande cuando se dobla y queda un espacio o “gap” entre la pantalla cuando esta se dobla. Haciendo del Galaxy Fold un teléfono (¿o dos?) aún más grueso.

Comparativa Samsung Galaxy Fold y Huawei Mate X

Ambos cuentan con pantallas OLED de plástico y no de cristal, ya que este último es rígido y no permite doblarse de esa manera.

Mi primer problema, o preocupación está precisamente aquí. En estas primeras pantallas que hemos visto, se aprecia al estar abiertas — o plegadas completamente — una especie de superficie arrugada o que hace bulto justo en donde doblan. Desde luego, es solo una primera apreciación. Apenas se han podido ver de cerca, y muy pocos, por no decir que ningún periodista o bloggero ha podido utilizarlas todavía. Pero de ser así, y sus pantallas no ser completamente lisas al estar plegadas, comprometería la experiencia final.

Huawei Mate X

Eso sí, de cerca, pareciera que estas arrugas no se ven o no están. Pero si en realidad no están o no se ven de cerca, ¿por qué en las imágenes habría de apreciarse algo que no está? Tan solo hay que ver la imagen de arriba con detenimiento.

Sinceramente, este punto me trae más preocupación que seguridad en cuanto a la durabilidad de estos costosos productos.

A esto hay que añadirle el tiempo de vida de estas pantallas. Por un lado, Samsung ha dicho que su Galaxy Fold ha sido probado para resistir el doblarse 200,000 veces. A un promedio de 100 dobladas por día hablamos de una duración de cinco años antes de que comience a fallar. En el caso de Huawei es peor, pues hablan de pruebas de 100,000. La mitad del Galaxy Fold. Más aún, en el siguiente video vemos como nuestro amigo Alex Medela aclara este punto cuando está frente al Huawei Mate X. La persona no quería doblarlo mucho más pues llevaba ya un buen rato haciéndolo.

Entrando en el enfoque que Samsung y Huawei han dado a sus respectivos teléfonos plegables, encontramos mucha similitud. Ambos son dos productos en uno: teléfono y tablet. O al menos, así parecieran a primera vista. No obstante, el término tablet es muy ambiguo. Es decir, para algunos, el iPad o tablet Android es un dispositivo para entretenimiento: ver películas, series, videos, leer, etc. Para otros, en donde yo entro, es un dispositivo meramente de trabajo.

Samsung y Huawei mostraron un teléfono que pretende ser una tablet pequeña de entretenimiento. A mi ya me perdieron aquí.

Estás viendo un video o jugando en la pantalla más pequeña, y si quieres la comodidad de una pantalla más grande, tan solo despliegas el teléfono y listo. Pero qué nos dicen de los flujos de trabajo. ¿Qué beneficio me aporta, si alguno, el yo trabajar desde mi smartphone, abrirlo y seguir trabajando en él como si fuese mi iPad? Hasta ahora no hemos visto nada. Tan solo juegos y videos de Netflix que pasan de una pantalla pequeña a la grande.

Samsung Galaxy Fold

La realidad es que con sus altos precios, dudo mucho que haya alguien que prefiera pagar tanto para poder simplemente entretenerse.

Como dije, los teléfonos plegables son el futuro. Pero solo eso. Un futuro que aparenta estar aquí y listo, pero todavía no hemos podido ni tocar. A mi me encantaría tener uno que reemplace mi teléfono y tablet, pero por lo visto tendré que esperar. Sé que estos son solo los primeros productos de varios más que vendrán. La tecnología es impresionante, pero al ver todo con detenimiento y ya que la niebla de las presentaciones se ha ido, creo que todavía hay camino por recorrer. Tan solo espero que ese camino pase rápido porque quisiera uno.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Huawei Mate 30 y Mate 30 Pro serán más hardware que Android