Google iPhone X
📸 Paul Thurrott.

Un teléfono Android recopila casi 10 veces más datos del usuario que un iPhone

Un nuevo estudio publicado recientemente afirma que los teléfonos Android envían casi 10 veces más datos sobre el usuario a los servidores de Google, que un iPhone a los servidores de Apple.

Google Data Collection es el nombre del paper publicado por Douglas C. Schmidt, profesor de ciencias de computación en la Universidad Vanderbilt. En este estudio, Schmidt afirma que Google está recopiando todo tipo de información de sus usuarios a través de sus productos. Más aún, destaca el hecho de que la información se envía a los servidores de la Gran G aun cuando no se esté usando el teléfono Android.

iPhone X

Una de las pruebas fue utilizando los navegadores de cada compañía, Chrome en el caso de Android y Safari en el caso de Apple. El profesor encontró que un teléfono Android con el navegador Chrome abierto en segundo plano envia a Google información de la ubicación del usuario hasta 340 veces en un periodo de 24 horas. Si lo ponemos de otra manera, cada 5 minutos, Google sabe dónde está el usuario.

Por su parte, la misma prueba utilizando Safari y con Google como buscador, es muy difícil que se evíen datos del usurio, a no ser que el usuario interactúe con el teléfono y, desde luego, el buscador.

En esta prueba, ambos dispositivos se comunicaban con los servidores de Google.

En adición, Schmidt también descubrió que un smartphone Android inactivo y ejectunado el navegador Chrome enviaba a Google hasta 50 veces más datos que un iPhone inactivo utilizando Safari. En general, detalla que un teléfono Android sin usar, se comunica con los servidores de Google 10 veces más que un iPhone sin usar a los servidores de Apple.

Samsung Galaxy Note 9
📸 Xavier Montalvo | QiiBO.

La privacidad del usuario

No es la primera vez que escuchamos que Google recopila muchísimos datos de sus usuarios a través de sus productos y servicios. No obstante, según la compañía añade, estos datos recibidos no los asocia al nombre del usuario directamente, sino que al usuario le asigna un número de ID y es a este número al que le asigna los datos recibidos.

Desde luego, este punto no es válido para decir o afirmar que respetan completamente la privacidad del usuario. Al final del día, con nombre o con ID, ellos saben a quién le están enviando la información.

No obstante, la realidad es que muchos usuarios gustan de poder recibir la información lo más precisa posible. Es decir, saber cuáles van a ser sus próximos eventos en calendario, si hay algún email importante al que responder o incluso ver publicidad relevante. Esto solo se puede lograr si la compañía (en este caso Google) sabe quién eres, de lo contrario, es mucho más difícil.

No es imposible hacerlo de otra manera, pero esta es la forma que utiliza Google, pues al final del día, Google vende publicidad y ese es su principal negocio.

Apple, por su parte, trabaja de otra manera muy diferente, y aunque el iPhone envía información a sus servidores, toda esta información llega con “ruido”. Es decir, Apple no tiene forma de saber de quién son los datos que han recibido, y todos los procesos de Inteligencia Artificial, se realizan dentro del mismo iPhone y no desde los servidores.

Lo importante aquí es que el usuario al final del día tiene la última palabra al respecto, pues este es libre de escoger si prefiere enviar su información a los servidores de cualquier compañía o no.

Más artículos
Galaxy S9 review
Galaxy S9: The Review